viernes, 14 de enero de 2011

Synergy. Reconstructed Artifacts

El último CD de Synergy publicado, Reconstructed Artifacts
Reconstructed Artifacts, el último álbum
de Synergy hasta la fecha
Cuando en 1986 apareció publicado Metropolitan Suite, el último álbum de estudio publicado por Larry Fast hasta la fecha, pocos pensarían que tardarían 16 años en ver editado otro CD con el nombre de Synergy en su portada. Durante el resto de la década de los 80 Fast dejó aparcado su proyecto en solitario de música electrónica, y se centró en su faceta como músico de sesión, ingeniero de sonido y/o productor para artistas tan diversos como Barbra Streisand, Bonnie Tyler o Paul Simon entre muchos otros. 

En 1990, la quiebra del sello JEM/Passport Records, en el que Fast había grabado la práctica totalidad de su obra, provocó que el músico se viera obligado a iniciar un prolongado litigio para recobrar los derechos sobre sus grabaciones como Synergy. Transcurridos los cinco años que el caso estuvo en los tribunales y que se falló finalmente a su favor, Fast emprendió la tarea de remasterizar todos sus álbumes en vista a una reedición de los mismos en disco compacto. Dicha tarea concluyó en 1998, no obstante, los múltiples proyectos, tanto como músico de sesión, consultor técnico, probador de software y hardware o músico para giras de conciertos, le alejaron de la posibilidad de componer y editar un eventual nuevo álbum como Synergy.

Con motivo de la invitación que recibió para participar en la novena edición del festival de música electrónica Alfa Centauri, que tuvo lugar el 16 de marzo de 2002 en el Theatre't Spant de la localidad holandesa de Bussum, Fast procedió a regrabar la mayor parte de sus mejores temas en solitario, que iban a constituir la columna vertebral del show. La singularidad del evento radicaba en que iba a ser la primera actuación en vivo de Synergy como tal en 27 años de carrera discográfica. En esa edición del festival, Larry Fast además compartió cartel con los músicos electrónicos David Vorhaus/White Noise, Mathias Grassow, Spyra, Kayanis, Kubusschnitt y Akikaze.


La actuación de Synergy, que congregó a alrededor de 700 aficionados a la música electrónica de todo el mundo, estuvo en consonancia con lo que se esperaba de Fast. Una inolvidable actuación donde demostró sus cualidades como intérprete con los mismos instrumentos utilizados en la gira de 2000-2001 con la banda de Tony Levin, y que sin embargo decepcionó a los más nostálgicos de los mastodónticos sintetizadores de los años 70, dado el minimalismo de la propuesta: un ordenador portátil Apple Powerbook, un sintetizador Kurzweil K2000, y un pequeño 'rack' con algunos módulos de sonido y efectos.

Larry Fast en el Synergy Studio de Nueva Jersey
Larry Fast en su estudio privado en 1996
El presente trabajo, Reconstructed Artifacts fue grabado entre los meses de enero y febrero de 2002 en el Synergy Studio de Fast en su casa de Nueva Jersey, y estaba planteado para su publicación en ediciones limitadas que se vendieron en el propio festival holandés, durante la gira de la Tony Levin Band, y la reunión de Nektar, así como en el festival progresivo NEARfest y en algunas tiendas online. Básicamente se trata de un disco de grandes éxitos para fans, tomado esto con todas las reservas posibles, que a lo largo de sus 56 minutos no incluye ningún tema nuevo, aunque sí versiones digitalizadas y con nuevos arreglos de piezas destacadas de su trayectoria. Tal vez la insistencia por parte de los seguidores para que Fast publicara nuevo material, le empujó a tomar la decisión de editar este CD.

El hecho de que la foto y el diseño de la portada, realizada por el propio músico, mostrando un antiguo voltímetro de Edison de su propia colección privada de artilugios tecnológicos, y la publicación bajo su sello Third Contact, muestran bien a las claras el carácter un tanto 'casero' de esta producción.

A nivel general, el álbum suena poco terminado, falto de una buena labor de producción (quizá debido a las prisas o a la falta de tiempo suficiente o dedicación). Fast realiza un trabajo con unos arreglos que no mejoran los temas originales, sino todo lo contrario, como así sucede en "Relay Breakdown" y "Warriors". En esos temas, pertenecientes a Electronic Realizations For Rock Orchestra se ha perdido toda la magia del Mellotron (el único disco de Synergy que incluye este instrumento), así como esos sonidos punzantes del MiniMoog o del Oberheim SEM, que le daban una gran fuerza expresiva a dichos temas. Ahora no hay nada de eso. Los sonidos, aunque de calidad, y más tratándose de un programador experto como Fast, suenan asépticos, carentes de emoción, más planos, descontextualizados en forma de simples muestras interpretadas con el sintetizador Kurzweil K2000, si bien están tomadas de los instrumentos originales.

A medida que avanzamos en la escucha del disco, que además sigue una sucesión cronológica en cuanto a los temas que aborda, también vemos que los defectos de las primeras piezas se van atenuando y mejora bastante el conjunto, sobre todo a partir de "Orbit 5", "Ancestors" y "Flight Of The Looking Glass", temas del álbum Audion (1981), curiosamente uno de los más flojos de la discografía de Synergy. En el caso del último tema mencionado, aparece en una versión interpretada en directo durante la gira del álbum Waters Of Eden, que ofreció el bajista Tony Levin con su banda formada por Jerry Marotta, Jesse Gress y el propio Fast, y durante la cual éste pudo extraer todo su potencial como intérprete. Es ciertamente estimulante escuchar la interpretación de "Flight Of The Looking Glass" y maravillarse de lo que es capaz de crear un solo hombre sobre el escenario con un Kurzweil K2000, un ordenador portátil y varios sintetizadores en rack. Sin duda es el tema más vibrante del álbum y quizá el único por el cual valdría la pena adquirirlo.

Tras ese momento culminante el álbum se vuelve nuevamente reiterativo, sobre todo porque se incluyen buena parte de los temas de Metropolitan Suite, que son los que temporal y tecnológicamente se encuentran más próximos, y por tanto las diferencias entre las versiones contenidas en Reconstructed Artifacts y las del álbum original son ciertamente escasas, aunque me quedo siempre con el original, mucho mejor perfilado a nivel de producción.

Dada la mediocridad general del conjunto, considero que Fast se precipitó editando este disco, que es un producto destinado a fans y curiosos. Tratándose esencialmente de una recopilación, es más recomendable en este sentido que aquellos que quieran conocer en profundidad la carrera de Synergy adquieran Semi-Conductor Release 2, un álbum doble que sintetiza lo mejor de su obra y además incluye dos excelentes temas inéditos ("Launch At Dawn" y "To The Edge And Back"). 


Probablemente la publicación en disco compacto de una grabación en vivo de su actuación en el festival Alfa Centauri de estos mismos temas, ayudada por el calor del público, le hubiera hecho más justicia a la música de Synergy. Seguro que le hubiera aportado otra dimensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada