lunes, 15 de diciembre de 2014

Zanov. El creador de universos sonoros

Imagen identificativa del músico cósmico parisino Pierre Salkazanov, más conocido como Zanov

El año 2014 ha estado marcado por el regreso discográfico, después de treinta y dos años, de uno de los artistas más interesantes y enigmáticos del gran rompecabezas que forma la música electrónica francesa de los años 70. Un puzzle que en ningún caso estaría completo sin una pieza clave; Pierre Salkazanov, más conocido por el nombre artístico de Zanov. 

Creador de evocadores e imaginativos paisajes cósmicos, Zanov fue uno de tantos músicos -en aquel período tan fecundo en talentosos "francotiradores electrónicos"-, que tras el lanzamiento de unos pocos álbumes desapareció de la escena musical sin apenas dejar rastro.


Las preguntas sobre su paradero no dejaron de sucederse entre los aficionados durante años sin obtenerse respuesta, lo que a su vez provocó la circulación de rumores y especulaciones que contribuyeron a aumentar todavía más el aura de misterio que rodeaba a la figura de Zanov. Con el tiempo fueron muchos los que descubrieron, a menudo fruto del azar, la música de este "genio perdido" del sonido cósmico francés. Sin embargo, Zanov continuaba siendo un enigma del que poco más, aparte de su música, su nombre y alguna fotografía, había trascendido.

El misterio a más de treinta años de ausencia se resolvió inesperadamente en junio de este año, cuando el propio artista anunció su regreso con el lanzamiento de un nuevo álbum (Virtual Future), y un plan firme para establecer una carrera musical estable. Un hecho que sin duda le ha vuelto a poner de actualidad entre la comunidad de seguidores de la música electrónica cósmica y ha despertado un renovado interés por su trayectoria. 

Con la idea en mente de dar a conocer su historia, durante tantos años esquiva, comencé a preparar el pasado mes de octubre este retrato biográfico sobre Zanov que os presento hoy. Una historia que ansiaba poder contar desde que inauguré esta nueva etapa de Audionautas, y que a título personal supone un pequeño sueño hecho realidad. Espero que disfrutéis con su lectura tanto como yo con su proceso de documentación y escritura.

_________________________


Del piano al sintetizador


"Mi padre nació en Rusia, en las montañas del Cáucaso. Abandonó su país a causa de la guerra que siguió a la Revolución y atravesó Europa a lo largo de dos guerras mundiales. Fue una aventura de veinte años durante la cual se detuvo en varios países. En Francia trabajó como operario en una fábrica, pero él era también un astrónomo aficionado y un activista por la paz, que usó la astronomía para promover la paz en el mundo. Realizó muchas demostraciones a favor de la paz aprovechando acontecimientos astronómicos".

Pierre Salkazanov con tres años de edad retratado junto a sus hermanos por el famoso fotógrafo Robert Doisneau en la fotografía Les Enfants de Salkhazanoff (1950)
Pierre Salkazanov, a la izquierda en la imagen, retratado en
Les Enfants de Salkhazanoff (Paris, 1950).
Foto: Robert Doisneau.  
La astronomía era mucho más que una ciencia para el Sr. Salkazanov, era una filosofía de vida y una manera de ver el mundo. Uno de sus lemas era: "Un solo planeta, un solo pueblo, un solo gobierno", abogando por la supresión de las fronteras, la unión de los pueblos, el fin de las guerras y creando una ciudadanía universal. Un claro mensaje pacifista en plena Guerra Fría basado en la insignificancia del Hombre y los asuntos humanos frente a la inmensidad del cosmos.

En el París efervescente que dejaba atrás la Segunda Guerra Mundial y que el Sr. Salkazanov había elegido para echar raíces y formar una familia, nacería su tercer hijo Pierre Salkazanov un 22 de julio de 1947.

El pequeño Pierre se criaría en el "Centre des Citoyens de l'Univers" (Centro de los ciudadanos del universo), como rezaba el cartel en la puerta de una humilde buhardilla alquilada en la sexta planta de un inmueble de la 'rue' de Sèvres en pleno centro de París, en la que vivía el matrimonio Salkazanov y sus cinco hijos. 

La vivienda de los Salkazanov era al mismo tiempo un centro de observación y estudio astronómico, un centro difusor de mensajes políticos y alegatos pacifistas, pero sobre todo el hogar de una familia numerosa con escasos recursos que luchaba día a día por llegar a fin de mes.

El célebre fotógrafo Robert Doisneau en sus retratos de diversas clases sociales que poblaban el París de posguerra realizó varias fotografías sobre la familia Salkazanov, quizá las más conocidas sean las tituladas "Les Enfants de Salkhazanoff", "Salkazanov Et Ses Enfants" y "L'Astronome", esta última centrada en la actividad del cabeza de familia, conocido en la prensa de la época como "Salkazanov. L'Ambassadeur des Étoiles" (El embajador de las estrellas).

Cuando Pierre Salkazanov ya había cumplido los diez años de edad, la familia finalmente se pudo mudar a una vivienda más grande en un bloque de apartamentos del distrito de Saint-Denis, por entonces uno de los suburbios más pobres de la capital francesa.

Como en muchos hogares de la época, no solía faltar un viejo piano presidiendo el salón, que su madre tocaba de vez en cuando. Aprovechando que una amiga suya era profesora del instrumento, le planteó la posibilidad de darle clases a ella y al pequeño Pierre, a lo que su amiga accedió. De este modo, a la tierna edad de seis años Pierre Salkazanov comenzó sus clases particulares de piano una vez por semana. Su primer recuerdo musical de entonces es la célebre pieza "Für Elise" de Ludwig van Beethoven que de tanto repetir en sus lecciones llegaría a aborrecer. 

Pierre Salkazanov a la izquierda en la imagen, junto a su padre y sus hermanos en la buhardilla en la que vivía en la calle de Sèvres en París a comienzos de los años 50
Salkazanov. 'L'Ambassadeur des Étoiles' rodeado de sus hijos y de
pancartas a favor de la paz en el apartamento de la rue de Sèvres
en París a comienzos de los años 50. Foto: Agence Coordination. 
A pesar de que se trataba de lecciones informales, el severo método de enseñanza consistía en interpretar lo que estaba escrito en la partitura, por lo que si el pequeño Pierre se equivocaba recibía un golpe con una regla en los dedos, y si por el contrario lo hacía razonablemente bien, recibía como recompensa una porción de chocolate al final de la clase. El único objetivo de aquel niño era ser lo suficientemente bueno como para merecer el ansiado premio.

Al cabo de unos años de un régimen tan estricto de enseñanza Pierre terminó aborreciendo el piano: "No sentía ninguna emoción al escuchar el piano y se convirtió para mí en el símbolo de un juguete de otra era". Por otra parte, sus padres nunca tuvieron la intención de que continuara sus estudios formales en un conservatorio, por lo que durante su adolescencia abandonó definitivamente la práctica del instrumento.

Otros intereses musicales comenzaron a aflorar en el joven Pierre a finales de los años 50. El poder de atracción que ejercía en la juventud de entonces el sonido salvaje de la guitarra eléctrica por medio del rock'n'roll que provenía de Estados Unidos y el Reino Unido, lo convirtieron en un ferviente seguidor del grupo de rock instrumental The Shadows liderado por el guitarrista Hank MarvinEntusiasmado por ese sonido y como no podía costearse lecciones privadas de guitarra, tomó clases colectivas junto a otros tres jóvenes, en las que interpretaban canciones populares y algunos temas famosos de rock'n'roll de la época.

Durante sus clases de guitarra, Pierre -todavía alumno del Lycée Paul Éluard de Saint-Denis-, entablaría amistad con Michel Pepion, por entonces estudiante en la École Spécialisée Snecma, y ambos, en 1962, con apenas quince años de edad, se embarcarían en la aventura de formar su primer grupo de rock'n'roll; Les Ambassadeurs.

Procedentes de la zona norte de París, del distrito de La Plaine Saint-Denis, Pepion asumiría el papel de 'frontman', la voz solista, mientras Salkazanov se encargaría de la guitarra rítmica, su primera guitarra eléctrica, una Egmond Solid 7 de fabricación holandesa, un modelo barato con el que se iniciaron muchos célebres músicos de pop/rock como Paul McCartneyGeorge Harrison o Brian MayLa primera encarnación de la banda quedaría completa con la incorporación al bajo de Michel Sarrazin, compañero de estudios de Pepion y de un vecino de éste, Jean-Pierre Josse, a la batería.

El grupo pop parisino Les Ambassadeurs con Pierre Salkazanov a la guitarra rítmica en una imagen de 1965
Les Ambassadeurs a mediados de los años 60 con Pierre Salkazanov
(tercero por la izquierda, con gafas de sol). Foto: Michel Pepion.
Les Ambassadeurs comenzó versionando los temas del repertorio del conjunto británico The Shadowsdel que se consideraban unos auténticos fanáticos. Con el objetivo de ampliar el repertorio, en especial con temas de The Spencer Davis Group, que estaba de moda en aquel momento, hacia 1964/65 el grupo se completará con un teclista y un cantante/guitarrista. 

La banda -que sólo tocaba versiones, nunca compuso temas propios-, se dedicaría a ofrecer conciertos en discotecas y salas de fiesta en la región de París los sábados por la noche. Entre las anécdotas de aquellos tiempos cabe referirse a una acaecida en el verano de 1968, poco después de los acontecimientos del Mayo francés, cuando el grupo tocó varias veces en fábricas que estaban en huelga a cambio de un almuerzo y algo de gasolina para el automóvil, que en aquel entonces estaba racionada por el gobierno.

Varios de los miembros de Les Ambassadeurs, entre ellos Michel Pepion, abandonaron la formación en 1967 para realizar el servicio militar, sin embargo la banda con Pierre Salkazanov continuó tocando de manera regular hasta 1969, centrándose en esta última etapa en la interpretación de los hits radiofónicos del momento.

La disolución del grupo supuso un proceso gradual, a la par de la evolución de las vidas de sus miembros; los estudios universitarios, el servicio militar, los primeros empleos, las relaciones sentimentales y sobre todo la falta de motivación para continuar con un proyecto musical amateur sin un objetivo definido, obraron para poner punto final a ocho años de travesía juntos.

Tras la etapa de Les Ambassadeurs, Pierre Salkazanov continuó tocando la guitarra por su cuenta en los ratos libres que le dejaban sus estudios de ingeniería informática en Supélec, intentando extraer algo más del instrumento que los meros acordes de las canciones de The Shadows, tratando de conseguir nuevos sonidos con ella sin ningún éxito. El músico ansiaba descubrir nuevos mundos sonoros, por lo que pronto comenzó a sentir un profundo desafecto hacia la guitarra eléctrica y las limitaciones que le ponía a su fértil imaginación.

El músico cósmico parisino Pierre Salkazanov, más conocido como Zanov en 1978
Pierre Salkazanov "Zanov" en 1978. 
Foto: F. Perrin.
El joven artista comenzó a intuir que otro tipo de música era posible creando sonidos a través de medios electrónicos. A comienzos de los años 70 -y totalmente ajeno al hecho de que la música que imaginaba ya existía-, su único instrumento era un transistor de radio que emitía silbidos y ruidos extraños cuando se desplazaba el dial entre las diferentes emisoras y que el joven músico intentaba controlar con el sintonizador y la posición de la antena del aparato, con lo que sólo a veces, por puro azar, obtenía algún sonido que le gustaba.

A diferencia de otros músicos electrónicos de su generación, que durante su adolescencia ya creaban circuitos o realizaban experimentos con la manipulación de cintas magnetofónicas, Pierre Salkazanov en cambio nunca sintió ese impulso: "La música electrónica no tiene nada que ver con el conocimiento interno de circuitos electrónicos. Lo que es importante es la función de un módulo electrónico, no la forma como está diseñado. Sólo necesitas entender cuáles son los efectos de los parámetros de un módulo cualquiera en la señal, por consiguiente en el sonido". (...) "Por tanto, nunca tuve interés en la electrónica, sino que mi interés estaba en la creación sonora, en moldear el sonido, la evolución del sonido, la combinación de sonidos por medio de módulos electrónicos".

El punto de inflexión en la incipiente carrera musical de Pierre Salkazanov se produjo en agosto de 1975 en un viaje de trabajo a Londres en el que aprovechó para visitar las principales tiendas de instrumentos musicales de la ciudad. En una de ellas encontró a un músico francés conocido por el curioso nombre de Serge Ramsès, que se encontraba en la capital británica expresamente para probar varios modelos de sintetizador con la intención de adquirir uno, y con el que enseguida entabló conversación. El fortuito encuentro con Ramsès le descubriría el mundo, completamente nuevo para él, de los sintetizadores. 

Ya de vuelta en Francia, ambos músicos mantendrían el contacto durante un tiempo, incluso llegando a tocar juntos en varias ocasiones en el estudio de Ramsès, que también le daría a conocer a Salkazanov la música de Klaus Schulze y Tangerine DreamEl impacto que provocará en Pierre la música cósmica del terceto alemán, en especial su álbum Ricochet (Virgin Records, 1975), le indicará el camino a seguir musicalmente.

El músico cósmico francés Serge Ramsès, retratado en la contraportada de su álbum Secret, publicado por el sello RCA en 1978
Serge Ramsès, nombre artístico del 
músico Serge Lafosse, retratado 
en la contraportada de su 
LP Secret (RCA, 1978).
Acto seguido, Salkazanov se sumerge en el estudio de la síntesis sonora con el auxilio de abundante bibliografía, que le ayudará a conocer su historia y su estética, y también explorará las obras de los padres de la musique concrète, Pierre Schaeffer y Pierre Henry, entre otros. Su objetivo era dominar la técnica, interiorizarla hasta el punto de guiarse únicamente por la belleza del sonido y las emociones. Para ello el músico leyó muchos libros sobre síntesis sonora, pero también investigó en conceptos tales como la percepción musical, la psicoacústica y la psicología de la música, intentando comprender las relaciones entre las estructuras sonoras y las emociones. 

En aquel entonces Pierre Salkazanov estaba trabajando como ingeniero de hardware en el diseño y desarrollo de complejos subsistemas de comunicación para computadoras centrales, por lo que una curiosidad innata y su formación científica le ayudarán a progresar rápido en su aprendizaje con la electrónica. La conjunción de ambos mundos, el científico y el musical, le proporcionarían las aptitudes necesarias para dominar también el mundo de los sonidos.

Como cualquier músico electrónico de la época, Salkazanov ansiaba conseguir un Moog modular, pero su desorbitado precio se encontraba totalmente fuera del alcance de sus posibilidades económicas. Por consiguiente, en noviembre de 1975, unos meses después de su revelador viaje a Londres, tomará una decisión que le cambiará completamente la vida, y adquiere el más asequible EMS VCS3 junto al teclado duofónico EMS DK2, en la tienda Piano Center de Montreuil (por entonces distribuidores en Francia de la firma británica). A partir de ese momento ya cuenta con un instrumento con el que romper las barreras de la música convencional y poder dar forma a sus imaginativas ideas musicales. 

Músico electrónico a tiempo parcial


Desde un principio Pierre Salkazanov debió dividir su tiempo entre su profesión como ingeniero informático en horario de nueve a cinco y su pasión como músico electrónico por las noches -a veces hasta altas horas de la madrugada-, los fines de semana y cualquier tiempo libre del que pudiera disponer. Tras unos meses familiarizándose y experimentando con el EMS VCS3 era el momento de dar el siguiente paso; montar un estudio. 

En febrero de 1976 Pierre Salkazanov se dirigió a Phonorgan -una de las primeras tiendas especializadas en instrumentos electrónicos de París, propiedad del músico Joël Fajerman (gerente), y de Dominique Alas (director e importador para Francia de la marca japonesa Korg)-, en el boulevard Rochechouart en donde adquirió una grabadora semi-profesional de cuatro pistas TEAC A-3340S y un mezclador TEAC 2 Audio Mixer. Para los monitores de estudio se decantó por dos unidades LEM de fabricación italiana que encontró en la tienda Victor Flore de la 'rue' Pigalle.

El músico instaló su estudio en una habitación de su apartamento en la localidad de Plaisir, situada al oeste de París, a unos treinta y cinco kilómetros del centro de la capital. Lo dispuso de tal modo que estuviera aislado acústicamente del resto de la vivienda y del edificio, y que por consiguiente fuera perfectamente accesible durante el día, pero sobre todo en horarios nocturnos.

El EMS VCS3, el EMS DK2, TEAC A-3340S, TEAC 2 Audio Mixer, Revox A77 y dos altavoces LEM en el primer estudio electrónico de Pierre Salkazanov montado en su apartamento de la localidad de Plaisir, cercana a París a comienzos de 1976
El primer estudio electrónico de Pierre Salkazanov en su apartamento de la localidad de Plaisir (París), en 1976.
Foto: Archivo privado de Pierre Salkazanov.

A lo largo de 1976 Salkazanov realizó sus primeras composiciones con el equipo recién adquirido, pero no obstante, si quería que el fruto de su trabajo viera la luz algún día era necesario ponerse en contacto con un sello discográfico. Por entonces el joven músico no conocía a nadie en la industria musical, ni tenía vínculos con el mundo del espectáculo, por lo que pensó que sería una buena idea dirigirse a las principales tiendas de instrumentos musicales de la capital francesa como 
Piano CenterPhonorgan y Gaffarel Musique, con el objetivo de dejar cintas de cassette con una versión pre-mezcla de un prometedor tema titulado "Green Ray". Quizá así lograría darse a conocer en los círculos musicales parisinos y tal vez de este modo alguna casa de discos mostrara interés por su trabajo.

Unas semanas más tarde recibió una llamada telefónica de Joël Fajerman desde Phonorgan avisándole de que un productor llamado Alain Gross se había interesado por su música y se había llevado consigo una de sus cintas. Acto seguido Pierre Salkazanov se puso en contacto con él y le invitó a su pequeño estudio de Plaisir a escuchar íntegro su álbum Green Ray, que acababa de terminar. Al despedirse le dio una cinta con la grabación y unas semanas más tarde recibió una llamada de Gross comunicándole que si firmaba con él le conseguiría un contrato para la producción y distribución con la multinacional Polydor Records, que éste finalmente firmó en diciembre de 1976. En el contrato de cinco años, Gross se aseguraba el cargo de productor, aunque su papel real en la carrera del músico parisino se limitaría al de manager e intermediario entre el artista y el sello Polydor, por lo que no ejercería ninguna influencia en su música.

Zanov en pleno proceso creativo con el EMS VCS3, el teclado EMS DK2, el magnetófono TEAC A-3340S y el TEAC 2 Audio Mixer en su estudio de Plaisir en marzo de 1976 al inicio de la grabación del álbum Green Ray
Zanov en su estudio privado de Plaisir con el EMS VCS3, el teclado duofónico 
EMS DK2, el magnetófono TEAC A-3340S y una mezcladora TEAC 2 Audio 
Mixer en marzo de 1976 al comienzo de la grabación del LP Green Ray
Foto: Archivo privado de Pierre Salkazanov.
Poco antes de la firma del contrato, Pierre Salkazanov decidió, con la aprobación de su manager, que "Zanov" sería su nombre artístico. En su profesión como ingeniero informático Pierre era conocido entre sus compañeros con el apelativo de "Salka". Para su faceta como músico electrónico la segunda parte de su apellido sin duda sonaba potente y enigmática, en sintonía con la música cósmica que iba a desarrollar.

En su apuesta por la música planeadora, Zanov no se encontraba solo en Francia. Sin embargo en el país no existían las condiciones idóneas para que este estilo musical se ganara el favor del público; los sellos discográficos no mostraban apenas interés en este tipo de propuestas musicales, no existían en las emisoras estatales programas de radio sobre música electrónica, ni revistas especializadas, y por consiguiente tampoco existía una escena musical cohesionada dentro del estilo cósmico. Aparte del seísmo producido en la industria discográfica francesa por la irrupción de Jean-Michel Jarre, había otros muchos artistas con estilos musicales afines que jamás llegarían a tener ninguna clase de interacción musical. Tanto es así que músicos que habían hecho del sintetizador su principal instrumento como Didier Bocquet, Richard Vimal, Space ArtFrédéric Mercier, Joël FajermanRichard Pinhas/Heldon o el británico residente en Francia Tim Blake, entre otros muchos, no tenían contacto entre sí y a menudo ni se conocían. 

En el caso de Zanov sólo conoció por casualidad a algunos de ellos como Serge Ramsès o Joël Fajerman: "Es cierto que casi no tuve contacto con otros músicos electrónicos, pero estaba cómodo con ello. No necesité esos contactos para intercambiar u obtener ideas. Tenía demasiadas ideas propias y esto me dio la posibilidad de tener un estilo personal sin ninguna tentación de copiar el estilo o las técnicas de otros. Además, no tenía tiempo suficiente para hacer otras cosas más que aprender, tocar, componer y grabar".

Green Ray (Polydor, 1977), el álbum de debut del músico francés Zanov
Portada del LP Green Ray (Polydor, 1977),
del músico electrónico francés, Zanov.
En esta coyuntura Zanov invirtió alrededor de cuatrocientas horas de trabajo de estudio durante un período de seis meses a lo largo de 1976 para completar Green Ray (Polydor, 1977). Para ello contó con el único auxilio del sintetizador EMS VCS3 y un magnetófono TEAC A-3340S de cuatro pistas, al que se sumaba otro magnetófono, el popular Revox A77 Mk IV estéreo con un "variador" de velocidad para el 'delay', más dos mezcladores TEAC 2 Audio Mixer y unos monitores de estudio LEM

La creación de Green Ray supuso un auténtico reto técnico para el músico: "Para no perder calidad de sonido, no hice ninguna re-grabación. Como si se tratara de un equipo de música, grabé en vivo la parte principal de modo continuo sobre dos pistas, y los otros sonidos de manera discontinua sobre las otras dos pistas. Tuve que encontrar trucos para utilizar a fondo las capacidades del VCS3. Además de los diferentes ajustes para cada parte de cada pieza, tenía que encontrar el modo de poder pasar de un ajuste al siguiente muy rápidamente. Así que tuve que repetir y repetir. No he contado el número de ensayos que tuve que hacer antes de llegar a la grabación final. Pero al mismo tiempo, aprendí mucho".

Esta complejidad se trasladó también al proceso de mezcla en el que el joven músico debía memorizar muchos pasos y realizar continuas anotaciones hasta conseguir un resultado óptimo, especialmente para las dos pistas que el artista dedicaba para efectos y sonidos específicos. Todo ello, a la postre, supondría un gran aprendizaje para Zanov, que daría como resultado un trabajo más pulido y detallista.

Las tres piezas que forman el LP Green Ray, tanto su tema homónimo como "Machine Desperation" y "Running Beyond a Dream", suponen un burbujeante viaje entre nebulosas lejanas, lleno de ecos cósmicos, un viaje de exploración espacial de un músico dispuesto a desentrañar todos los enigmas de su universo sonoro interior: "Mi inspiración es puramente musical. Muchas veces, durante el día y la noche, me vienen a la mente sonidos, cadenas de sonidos, melodías. Olvido la mayoría, pero cuando estoy componiendo, las más fuertes regresan. No tengo que visualizar o pensar en nada más que en sonidos. En general, tengo mi mente enfocada hacia el futuro, me interesa la futurología, las ciencias, la evolución. Sé mucho sobre la teoría del caos y los sistemas complejos. Esto influye mucho en mi forma de ver la música y la composición de sonidos".

Zanov manipulando el sintetizador ARP 2600 y el ARP Sequencer 1613 en su estudio de Plaisir (París), durante la grabación del álbum Moebius 256 301 (Polydor, 1978)
Zanov en su estudio de Plaisir (París), ante el ARP 2600 y ARP Sequencer
en 1977 al comienzo de la grabación del álbum Moebius 256 301 (Polydor, 1978).
Foto: Archivo privado de Pierre Salkazanov.
Cuando el LP Green Ray fue publicado en febrero de 1977 en Francia no existía ninguna revista ni radio libre especializada en música electrónica. Por lo tanto la promoción de Green Ray se tuvo que enfocar hacia los medios musicales generalistas de pop/rock y chanson, que eran mayoría. De este modo aparecieron reseñas sobre el disco de Zanov y pequeños artículos en tres de las revistas más populares de la época: Rock & FolkRock en Stock y BestEl álbum cosechó críticas muy favorables en las que se destacó a Zanov como un "creador de sonidos" comparándolo con otros músicos cósmicos de la talla de Jean Michel Jarre, Richard Pinhas, Vangelis, Tangerine Dream o Klaus Schulze. También se alabó la modernidad de su propuesta musical: "Aquí tenemos un disco que hace avanzar el campo de la música de nuestro tiempo. Una rica experiencia, a descubrir por aquellos con curiosidad por lo nuevo", además del poder evocador de la misma: "Es una música del año 2000 que te hace salir por unos instantes del mundo real para hacerte cabalgar las quimeras del sueño".

En diciembre de 1976, pocos meses antes de publicar Green Ray, Zanov adquirió en la tienda Gaffarel Musique el secuenciador analógico ARP Sequencer 1613 y el popular sintetizador semi-modular ARP 2600 con los que debería ser capaz de afrontar los importantes retos que se le presentaban por delante.

Zanov nunca antes había realizado una actuación en directo con instrumentos electrónicos, por ese motivo su manager le alentó a que se preparara realizando pequeños conciertos a modo de ensayo. Consciente de este hecho, el músico llevó a cabo dos conciertos privados en enero y febrero de 1977 para diferentes asociaciones y agrupaciones profesionales -uno de ellos para un grupo de militares de la Marina Francesa (Marine Nationale)-, que reunirían a un público aproximado de entre cincuenta y cien espectadores.

Pierre Salkazanov 'Zanov' en uno de los conciertos privados para un grupo de militares de la Marina Francesa en enero/febrero de 1977
Zanov en uno de sus conciertos privados de enero/febrero de 1977 ante un grupo
de militares de la Marina Francesa. Foto: Archivo privado de Pierre Salkazanov.
Otro hito importante tuvo lugar en la mítica sala de conciertos Golf-Drouot, en donde realizó una sesión de música cósmica de cuarenta minutos. Todo aquel que pretendía ser alguien en la música francesa debía actuar en este templo de la música popular parisina, que era al mismo tiempo un trampolín artístico y un foco de atención para los medios musicales de la capital, y por donde había pasado desde los años 60 lo más granado de la escena pop/rock nacional y británica.

Se habían acabado los ensayos y era el momento de llevar Green Ray al directo, para lo cual Alain Gross organizó un gran concierto de presentación el 4 de marzo de 1977 en la sala parisina Laser Olympia (ubicada en el sótano de la famosa Salle Olympia). La asistencia de público para dicho concierto fue de unas ochocientas personas, aunque muchos periodistas y profesionales de la industria discográfica accedieron por invitación.

Dado que Zanov mantenía obligatoriamente una posición muy estática sobre el escenario concentrado manipulando los sintetizadores, la música cósmica estaba apoyada por un diaporama, efectos de luz y un ballet de danza contemporánea de la compañía de la prestigiosa coreógrafa Karin Waehner compuesto por cuatro bailarines que desarrollarían una coreografía propia basada en la pieza "Green Ray". Otra de las novedades de este concierto fue la emisión de un vídeo de Zanov tocando en su estudio, que se había grabado unas semanas antes, y cuya reproducción se llevó a cabo con la intención de que el público tuviera una mejor vista del artista, como si de una filmación en directo se tratara -algo por entonces muy costoso y sólo posible con un gran equipo de filmación-. El vídeo se combinaba con una serie de proyecciones de paisajes coloreados con una técnica química que producía imágenes de efectos psicodélicos.

Para este concierto, la tienda Gaffarel le prestó al músico un segundo sintetizador ARP 2600. Mientras la unidad de Zanov se encargaba de proporcionar la base sonora al ARP Sequencer, el ejemplar prestado lo destinaba a generar otros sonidos y a desarrollar melodías. La vinculación de Zanov con la tienda parisina Gaffarel Musique no sólo se iba a limitar a la compra de instrumentos para su estudio o como préstamo para directo, sino que desde la tienda le solicitaron en varias ocasiones realizar demostraciones privadas y pagadas con el ARP 2600 para clientes potenciales. 

Zanov en su mini-concierto de presentación en Golf-Drouot en febrero de 1977
Zanov en directo en la mítica sala de conciertos Golf-Drouot a finales de 
febrero de 1977. Foto: Archivo privado de Pierre Salkazanov.
Con la vista puesta en una adecuada promoción del álbum, Alain Gross le organizó a Zanov una ambiciosa gira de presentación por Francia que debía desarrollarse entre el 1 de junio y el 1 de julio de 1977 -coincidiendo con su período vacacional como ingeniero informático-, y que estaba compuesta originalmente por veintisiete conciertos que debían celebrarse en ciudades como París, Grenoble, Rouen o Poitiers. No obstante, el músico pronto se iba a dar cuenta de que embarcarse en una gira sin garantías, que no contaba con organización ni logística alguna y ni tan siquiera con un pequeño equipo de 'roadies' para trasladar e instalar el equipo, no había sido una buena idea.

La preparación de un concierto de Zanov en aquella extenuante gira comenzaba muy temprano por la mañana cargando entre él y su esposa todo el equipo en una furgoneta y conduciendo él mismo hasta el propio lugar del evento, que a menudo se localizaba en ciudades a casi 500 kilómetros de París. A los contratiempos logísticos había que añadir el tiempo que Zanov debía invertir en la instalación, configuración y calibrado de los sintetizadores durante las cuatro horas previas a la celebración del concierto. Por si esto fuera poco, la sensibilidad intrínseca de la tecnología analógica de entonces a los cambios de temperatura y humedad del ambiente podía poner en riesgo todo el espectáculo. Por fortuna el músico sólo sufrió pequeños problemas en directo que fue capaz de eludir sin verse obligado a interrumpir o suspender su actuación. 

Finalmente sólo se celebraron los primeros cuatro conciertos de la gira en las ciudades de Périgueux, Rouen, Mulhouse y Metz. Poco después Gross le comunicaba a Zanov que cancelaba el resto de la tournée, excepto los tres conciertos previstos en el planetario de París, porque la media de asistencia era, en el mejor de los casos, de aproximadamente 150 personas. Como anécdota cabe mencionar que la celebración de uno de los conciertos del tour en Metz coincidió, para desgracia del músico, la misma noche en la que el equipo de fútbol local disputaba un importante partido, con lo que sólo consiguió reunir a una audiencia de unas treinta personas.

Desde un punto de vista técnico los conciertos de Zanov no eran menos complejos que sus discos: "Para esos conciertos había grabado en el magnetófono TEAC A-3340S, una pista estéreo y dos mono de una duración de diez minutos con dos sonidos. Esto me permitía lanzar esos sonidos con la mezcladora. Por tanto, mi show estaba estructurado en segmentos de diez minutos para un total de noventa minutos. Empezaba con una especie de "Green Ray" y terminaba con una especie de "Plénitude", pero las otras piezas eran una mezcla de composiciones e improvisaciones específicas para los conciertos. Intenté hacer tanto como pude con tan pocos sintetizadores, y realmente supuso un reto".

Zanov en directo en la sala Laser Olympia de París durante la presentación del LP Green Ray el 4 de marzo de 1977
Zanov en el concierto de presentación de Green Ray en
la sala Laser Olympia de París (4 de marzo de 1977).
Foto: Archivo privado de Pierre Salkazanov.
Con esta disposición Zanov aplicaba tres técnicas al mismo tiempo:  "La primera consistía en elaborar comandos muy complejos -con módulos que hacían bucles en otros módulos-, que permitía evolucionar un sonido sobre una duración suficientemente larga. Luego grabé en el cuatro pistas dos sonidos en intervalos de diez minutos, que podía lanzar a través de la mesa de mezclas. El magnetófono se convirtió en un instrumento en sí mismo. Por último, como no hacía nada complicado con el teclado podía usar mis manos para los potenciómetros. De hecho el propio teclado funcionaba como un módulo de sintetizador: lo utilizaba también para controlar los sonidos y no sólo tocar las notas. Como ya he dicho, hay que dominar a fondo la técnica para ser capaz de olvidarla en el momento de tocar. Esto requiere un largo tiempo de preparación y ensayos".

La vinculación de la música electrónica con la astronomía se hizo patente durante los años 70 cuando músicos planeadores como los alemanes Tangerine Dream, Klaus Schulze o Ash Ra Tempel llevaron a cabo los primeros viajes cósmicos en los planetarios de Berlín, Londres y Bruselas. En Francia Zanov sería pionero en esta tendencia con la celebración de los tres últimos conciertos de su gira en el planetario del Palais de la Découverte en París durante la primera quincena de junio de 1977. Estas actuaciones contaron con el soporte de proyecciones sobre el universo, para las que el operador realizó distintas improvisaciones durante los tres shows, que destacaron por una perfecta simbiosis con la música del artista francés.

Nada más terminar la malograda gira en junio de 1977 Zanov adquirió en la tienda Piano Center de París el sofisticado sintetizador aditivo híbrido analógico/digital RMI Harmonic Synthesizer, una rareza que sin embargo alcanzaría cierto renombre gracias al uso que le había dado Jean Michel Jarre en su célebre elepé Oxygène (1976), y que volvería a utilizar con similar éxito en Equinoxe (1978). Cuando apareció en el mercado, el RMI era el único sintetizador comercial basado en la síntesis aditiva, por lo que permitía al músico crear sonidos ajustando los armónicos con una serie de deslizadores en tiempo real, y por consiguiente obtener sonidos que no eran posibles con la síntesis substractiva. Un instrumento que sin duda iba a enriquecer el vocabulario musical de sintesista parisino de cara a sus siguientes obras. 

Moebius 256 301 (Polydor, 1978), el segundo álbum del músico cósmico francés Zanov
Portada del LP Moebius 256 301 
(Polydor, 1978), del francés Zanov.
Sin gran dilación entre uno y otro álbum, Zanov se puso a trabajar en su segundo elepé Moebius 256 301 (Polydor, 1978), unos meses antes del fallido tour de junio de 1977. Por entonces el músico todavía no había adquirido el RMI Harmonic Synthesizer -que para este LP sólo utilizará en el tema "Plénitude"-, por lo que durante su grabación todavía basó su sonido en los sintetizadores ARP y EMS que conocía tan bien. Tanto es así que el tema "Enygma" estaba realizado íntegramente con el EMS VCS3, mientras que en "Moebius 256", "Moebius 301" y "An Zéro" utilizó el VCS3 y el ARP 2600.

El salto tecnológico existente entre Green Ray y Moebius 256 301 también quedará evidenciado en el apartado sonoro, en especial desde el punto de vista armónico y secuencial, presentando una mayor complejidad y riqueza tímbrica, incluso desde el punto de vista estilístico, incluyendo varios temas cortos abiertamente melódicos pensados para el formato radiofónico.

En efecto, para este segundo álbum, Polydora través de Gross, le sugirió a Zanov que incluyera un par de temas de corta duración, más rítmicos y melódicos, con la intención de publicar un sencillo de siete pulgadas susceptible de sonar en la radio y en máquinas de 'jukebox'. El músico compuso una docena de temas aptos para el formato 'single' que oscilaban entre los tres y los cuatro minutos, y junto a Alain Gross eligieron dos ("Moebius 256" y "Moebius 301"), para un single, que sirvió para el objetivo promocional que se había marcado el sello y pudo escucharse algún tiempo en la radio.

Para la portada del álbum en esta ocasión Zanov encontró una imagen de la famosa banda de Moebius y se la remitió a Polydor, en cuyo departamento de diseño le aplicaron algunas mejoras hasta dar con el resultado definitivo.

Sin embargo, poco antes de la publicación de Moebius 256 301 a principios de enero de 1978, el manager de Zanov, Alain Gross, tuvo diversos problemas con Polydor por los que también se vería afectado el músico. El sello decidió romper el contrato con el manager, y sólo respetaron un acuerdo de mínimos con respecto al álbum poniendo en circulación una tirada aproximada de 3.000 copias. Sin embargo, problemas legales posteriores provocarían que Zanov tuviera que esperar a que en diciembre de 1981 finalizara su compromiso contractual de cinco años con su representante para poder publicar su siguiente elepé.

Pierre Salkazanov 'Zanov' frente al sintetizador ARP 2600 en su último concierto ofrecido en la localidad de Villebon-sur-Yvette el 16 de junio de 1978
Zanov en concierto en Villebon-sur-Yvette el 16 de junio de 1978.
Foto: Christian Piednoir.
El 16 de junio de 1978 Zanov decidió organizar por su cuenta un concierto en el Gymnase de Villebon-sur-Yvette, una pequeña localidad en el área metropolitana de París, en el que lograría congregar a aproximadamente trescientos espectadores.

Para este concierto el músico siguió el mismo esquema de los conciertos que se celebraron un año antes durante la incompleta gira de junio de 1977. En primer lugar contó con el mismo grupo de cuatro bailarines de la compañía de Karin Waehner, denominado para la ocasión como Ballet Contemporain "Plénitude". Esta agrupación ya había preparado una coreografía -con algunas improvisaciones-, basada en el tema "Green Ray", un mes antes de la celebración del concierto de Laser Olympia en marzo de 1977, que nuevamente volvieron a interpretar. Para el de Villebon elaboraron una coreografía especial en la pieza "Plénitude", con la que se cerraba el 'show'.  

Por otra parte se utilizaron las mismas diapositivas y efectos lumínicos, que en la gira de un año antes, así como el mismo vídeo con diversas tomas de Zanov en su estudio fusionado con imágenes psicodélicas, que había estrenado en el 'show' de Laser Olympia. El sonido fue calificado de "imponente" y la prensa destacó los "grandes progresos" que había experimentado la música del artista respecto a la que se había podido escuchar un año antes en el planetario de París: "Desde la primera nota hasta el final, la música evoluciona gradualmente en intensidad, en timbre. Los sonidos detallistas, las secuencias melódicas sincronizadas con diversos elementos rítmicos han reemplazado las largas y aburridas improvisaciones".

Desde el punto de vista instrumental, la adición del RMI Harmonic Synthesizer al equipo de Zanov supondría una gran diferencia respecto a los conciertos de 1977. Asimismo, la tienda Gaffarel Musique le prestó al músico un teclado de cuerdas ARP Omni que no obstante usó poco durante el espectáculo.

Pierre Salkazanov 'Zanov' en directo en el concierto celebrado en Villebon-sur-Yvette el 16 de junio de 1978
Zanov en concierto en Villebon-sur-Yvette el 16 de junio de 1978.
Foto: Christian Piednoir.
Para ese último concierto, Zanov accedió a que Christian Piednoir -músico electrónico en ciernes, conocido años más tarde como Alpha Lyra, y por entonces creador de la asociación de seguidores de la música electrónica GAMEA-, conectara una grabadora de cassette a la salida de la consola de mezclas para grabar todo el espectáculo. No obstante la grabación se realizó con medios precarios (sólo se grabó en una pista y con sonido mono), por lo que el resultado tenía más valor documental -y sentimental-, que musical. Tendrían que pasar 27 años hasta que esa grabación se recuperara finalmente del olvido.

Unos meses antes del concierto de Villebon-sur-Yvette, Zanov ya había iniciado la composición del que sería su tercer álbum. In Course Of Time (Les Disques Solaris, 1982 / Ondes, 1983), es un álbum compuesto en 1978 que apareció fuera de su marco temporal. Un LP que debía ser publicado en 1979 y que debido a asuntos legales no vería la luz hasta tres años más tarde. Aunque la grabación, por consiguiente, quedó temporalmente archivada, el músico realizó cambios significativos a varios temas durante el año 1979.

La primera pieza que grabó del nuevo proyecto fue "Sky Energy" para después acometer la composición de "Lost Message", "Phantasm", "Infinitude" y por último "In Course Of Time", que finalmente daría nombre al elepé. Desde un punto de vista técnico, el álbum, todavía grabado en cuatro pistas, contó con el mismo equipo de instrumentos electrónicos que Zanov había utilizado en Moebius 256 301, aunque en esta ocasión, a diferencia del anterior, haciendo un uso intensivo del RMI Harmonic Synthesizer.

Después del sonido algo más mecanicista de Moebius 256 301In Course Of Time supuso una vuelta a los sonidos que recrean el cosmos y por los que el músico parisino ya había transitado en Green Ray. El trabajo secuencial se vuelve sutil, más plácido en piezas como "Sky Energy", sin dejar de lado el elemento misterioso y extraterrenal en temas como "Phantasm", "Lost Message" o "Infinitude". 

Pierre Salkazanov diseñaría la portada de su tercer álbum, In Course Of Time, grabado en 1978, pero publicado en Canadá en 1982 por el sello Les Disques Solaris y en Francia en 1983 por el sello Ondes
Portada del LP In Course Of Time
(Les Disques Solaris/Ondes, 1982/1983).
Tres años después de su último álbum para Polydor, e inmerso en el cambiante escenario de la industria musical de principios de los años 80, a Zanov le llevó algún tiempo encontrar un sello adecuado para su música. Envió cassettes con la grabación a las principales compañías discográficas francesas, pero no dieron muestras de estar interesadas en su trabajo. El artista lo que más deseaba era que su música estuviera disponible en las tiendas, pero debido a sus compromisos laborales, tampoco podía invertir demasiado tiempo en la búsqueda de una casa de discos. Muy oportunamente desde Canadá le llegó una carta de un sello de reciente creación especializado en música planeadora llamado Les Disques Solaris ofreciéndole un contrato para la publicación de su nuevo álbum en aquel país, a lo que el artista accedió rubricando el acuerdo el 1 de junio de 1982. Finalmente In Course Of Time aparecería publicado en tierras canadienses hacia noviembre-diciembre de ese año. En Francia Zanov finalmente consiguió firmar un contrato con el efímero sello Ondes -distribuido por SFPP-, el 15 de septiembre de 1983, lanzándose el álbum alrededor de dos meses más tarde.

En In Course Of Time fue el propio músico el que se encargaría de realizar a mano el trabajo artístico del álbum. En Canadá Les Disques Solaris repintó las líneas coloreadas para un mejor resultado visual en la impresión de la carpeta del elepé. A efectos promocionales, la única acción conocida fue la inclusión en 1983 del tema "In Course Of Time" en la cara B del cassette del número 5 del audiofanzine británico Inkey$en el que Zanov compartió protagonismo con músicos de la talla de Ian BoddyMark Shreeve o el grupo Trans-X, entre otros.

Las ventas de los tres primeros álbumes de Zanov siempre han sido inciertas. Aparentemente Green Ray vendió alrededor de 20.000 copias, una cantidad estimable, similar a la de algunos de los álbumes más vendidos de Heldon/Richard Pinhas. Moebius 256 301 probablemente no superó las 3.000 copias, tal y como figuraba en el contrato de mínimos ejecutado por Polydor, más las copias que pudo producir la división griega de la multinacional discográfica en su edición para aquel país. Por último, respecto a In Course Of Time el propio músico nunca dispuso de información, dado que los sellos que lo publicaron no le reportaron cifras de ventas.

Zanov manipulando el panel del EMS Spectron Video Synthesizer en el estudio Costa et Renouf de París hacia 1980
Zanov programando el EMS Spectron Video Synthesizer
en el estudio Costa et Renouf hacia 1980. Foto: Archivo
privado de Pierre Salkazanov.
Tras posponer el proyecto de In Course Of Time en 1978/79 a la espera de que pudiera ser publicado, comenzaron a brotar nuevas ideas de la creativa mente de Zanov que le impulsaban inexorablemente hacia un ambicioso proyecto musical multimedia que comenzó a gestarse a finales de 1979 y que iba a integrar música, poesía y vídeo bajo el título de Nous Reprenons Notre Avenir (Retomamos nuestro futuro). La parte visual la desarrollaría en el estudio Costa et Renouf de París, en donde disponían de un exclusivo -sólo se fabricaron quince unidades-, sintetizador de vídeo EMS Spectron/Spectre Video Synthesizer.

Zanov comenzó a trabajar en la parte musical en cuatro pistas en su estudio de Plaisir, donde completó los dos temas instrumentales, y grabó sólo dos pistas de otros cuatro temas vocales. En 1980, nada más salir al mercado, adquirió en la tienda parisina Musikengro el potente Roland SVC-350 Vocoder analógico de once bandas, con el que tenía la intención de filtrar las voces. 

Desde un principio el músico tenía pensado utilizar una voz femenina vocoderizada para recitar los versos en francés. Sin embargo hizo algunas pruebas que no dieron el resultado esperado y finalmente optó por usar su propia voz con la que tampoco obtuvo lo que andaba buscando: "(...) Los textos fueron escritos por un guionista que expresó poéticamente mis ideas respecto al pensamiento humano sobre el mundo. Los textos en francés, recitados y filtrados por medio del vocoder, compartían sus parámetros con los sonidos de la música. Para el vídeo, la idea era la misma: realizar una síntesis que permitía al vídeo compartir sus parámetros con el sonido. Por eso, me pasé todos mis fines de semana en un estudio de vídeo en París que puso a mi disposición un sintetizador de vídeo analógico Spectron de EMS (la marca que diseñó el VCS3). Después de un año, llegué a dominar el sintetizador de vídeo y ya había creado algunas piezas para validar mi concepto. Dos problemas me obligaron a suspender mi proyecto. En primer lugar, el cierre del estudio, que me imposibilitó el acceso al sintetizador de vídeo. Por consiguiente nunca pude conseguir una mezcla adecuada para la voz. Cuando la voz era musicalmente satisfactoria, no era lo suficientemente comprensible y cuando se hizo comprensible, el resultado no fue lo suficientemente musical (...)".

Para Nous Reprenons Notre Avenir, Zanov mantendrá todo el equipo instrumental adquirido tras la finalización de Green Ray y que ya le había reportado excelentes resultados en Moebius 256 301 e In Course Of Time al que se añadirá, para completar su estudio, un sintetizador semi-modular polifónico de 48 voces Korg PS-3300 que compró en mayo de 1980 en PhonorganCon sus tres osciladores por voz (básicamente tres Korg PS-3100 en una caja), la serie Korg PS-3100/3200/3300 fue el primer sintetizador polifónico de la firma japonesa, un instrumento que en el modelo 3300 alcanzaría el estatus de legendario, del que sólo se fabricaron entre treinta y cincuenta unidades que utilizaron un selecto grupo de músicos, entre los que se encontraban Vangelis (China), Klaus Schulze (X), Keith Emerson (Nighthawks OST), Richard Vimal (Aquarythmies), o Kraftwerk (Computerwelt).

Zanov en el estudio privado de música electrónica en su apartamento de Plaisir (París), en 1980 con los sintetizadores EMS VCS3, Korg PS-3300, ARP 2600/ARP Sequencer y RMI Harmonic Synthesizer
Zanov en su estudio privado de Plaisir (París), hacia 1980 con el 
sintetizador Korg PS-3300 al fondo de la imagen. Foto: Ninou.
A pesar de presentar unas especificaciones técnicas muy superiores a otros sintetizadores de su tiempo, así como ventajas significativas respecto al equipo del que ya disponía, tales como una gran polifonía y la posibilidad de trabajar en tiempo real en directo, después de un tiempo de uso el Korg PS-3300 comenzó a revelar sus principales puntos débiles. Zanov consideró que no se adaptaba a sus requerimientos porque no incluía suficiente capacidad de interconexión: "(...) La conectividad interna y la capacidad de aplicación de conexiones no era tan rica como la de un sintetizador modular monofónico. Esto se entiende perfectamente porque en cada uno de los tres módulos, todo está multiplicado por dieciséis, y el número de componentes electrónicos está limitado por el volumen, la potencia eléctrica y la temperatura. Creo que en el PS-3300 la disipación de la potencia eléctrica superaba los límites y no incluía ventiladores para enfriarlo por lo que la temperatura era demasiado elevada".

Ante estos graves problemas de sobrecalentamiento que afectaban a los conectores del interior del instrumento, Zanov le encargó una reparación integral a Tony Truong, que durante un tiempo fue el ingeniero de mantenimiento en Production Gamme (sociedad de Dominique Alas importadora para Francia de la firma Korg), que además de cambiar todos los conectores, soldar los cables y añadir ventiladores para disipar el calor, le hizo varias modificaciones a su modelo para permitirle conectividad externa y añadir sincronización entre VCOs y entre LFOs.

En 1983 Zanov dio el salto de cuatro a ocho pistas con la adquisición del exitoso grabador Tascam 38 con extensiones Dolby para lograr 90 dB de dinámica y una mesa de mezclas de 12 canales Tascam M-50 que compró directamente a Harman France. Con este equipo pudo mover las grabaciones de Nous Reprenons Notre Avenir de dos pistas a ocho, grabó las letras en cuatro pistas y añadió otras dos para la música. 

Sin embargo en 1983 el proyecto de Nous Reprenons Notre Avenir no tenía visos de completarse según la idea que el músico tenía en mente. Además de que el recitado filtrado a través del vocoder no era los suficientemente inteligible, tenía un problema con la última pieza que había compuesto, en la que la música y las letras no se conjuntaban bien. En 1985 contrariado por el resultado de ese tema decidió cambiarlo y realizar una nueva composición. Muchos años más tarde la primera de las dos composiciones pasaría a denominarse "Final Cut" en una versión más extensa, y la segunda se convertiría en "Alone Again" en su álbum de regreso Virtual Future (Zanov Music, 2014).

Entre 1983 y 1985 una serie de cambios en su vida privada (la paternidad), y profesional provocaron que Pierre Salkazanov ya no dispusiera del tiempo necesario para dedicarse a fondo a la música. El trabajo como ingeniero informático le exigía un mayor número de responsabilidades, más dedicación y sobre todo tiempo que debía restárselo a otras actividades. De ninguna manera Zanov quería que la música ocupara un espacio marginal en su vida. De ese modo tomó la difícil decisión de tomarse un largo paréntesis, no sin antes prometerse a sí mismo que retomaría su actividad musical cuando la vida le brindara nuevamente esa oportunidad.

"Salka", el ingeniero informático


Durante tres décadas Zanov volvió a ser a tiempo completo el ingeniero informático Pierre Salkazanov, apodado "Salka" por sus compañeros de trabajo. Sin embargo continuó siendo Zanov en su mente, imaginando música cósmica, soñando con suntuosas composiciones, que muy a su pesar, no tenía tiempo material para llevar a la práctica.

Pierre Salkazanov había estudiado entre 1970 y 1972 en la École Supérieure d'Électricité (Supélec), un centro de educación superior de alto nivel -uno de los más exclusivos y prestigiosos de Francia-, graduándose como ingeniero informático. 

Poco después de finalizar sus estudios pasaría a ocupar en 1972 el puesto de ingeniero de hardware de la Compagnie Internationale pour l'Informatique (CII), una firma privada auspiciada por el llamado Plan Calculimpulsado por el gobierno de Charles De Gaulle para promover una potente industria francesa y europea de la computación, con el objetivo de mantener la independencia frente a los gigantes estadounidenses del sector como IBM y General Electric.

Siguiendo las directrices de ese plan, CII entraría en una 'joint venture' junto a Siemens y Phillips para constituir el consorcio paneuropeo UnidataEn CII Pierre Salkazanov tomaría parte en el desarrollo lógico del controlador I/O de las series de ordenadores X4 y X5 de Unidata para su conexión con la parte desarrollada por la multinacional alemana Siemens.

Con la absorción de CII por parte de Honeywell-Bull en 1975 y su retirada del consorcio Unidata, "Salka" pasaría a ocupar diversos cargos en Bull entre 1976 y 1992. Primero, entre 1976 y 1981, como director del departamento de desarrollo del subsistema I/O para la línea de computadoras centrales DPS7. Varios de los protocolos aplicados a los desarrollos de estos ordenadores por Pierre Salkazanov y otros ingenieros de Bull darían lugar al registro de cinco patentes entre 1978 y 1980.

Pierre Salkazanov 'Salka', el único sin traje ni corbata, junto a un grupo de representantes del Groupe Bull celebrando la finalización del ordenador central Bull DPS7000 en 1987
Pierre Salkazanov "Salka" -el único sin traje ni corbata-, haciendo el símbolo de la 
victoria cuando el equipo de desarrollo finalizó el 'mainframe' Bull DPS7000 en 1987.
Foto: Archivo privado de Pierre Salkazanov.
En 1982 "Salka" pasaría a ocupar el puesto de director del departamento de desarrollo del sistema central del ordenador DPS7000, el primer 'mainframe' del Groupe Bull que usó tecnología ASIC y en donde dirigiría a un equipo de un centenar de ingenieros. En 1988 asumiría el cargo de director de metodologías de desarrollo, en el que sería el responsable de la definición y expansión de las metodologías y herramientas de todos los desarrollos tanto en software como en hardware del grupo Bull en Francia, Reino Unido e Italia.

Tras casi veinte años, en 1992 "Salka" abandonaría Bull para ocupar el cargo de vicepresidente de ingeniería en Stern Computing Systems/A.C.R.I. (Advanced Computing Research Institute), una empresa fundada por el ex-director del Groupe Bull, Jacques Stern y financiada en gran parte por fondos del gobierno francés y la Unión Europea, dedicada al desarrollo de un superordenador europeo para aplicaciones científicas (ACRI-1), basado en una nueva arquitectura de hardware. En esta firma Salkazanov sería responsable del diseño inicial, desarrollo, integración, dirección de proyecto y coordinación de un equipo de 150 ingenieros de doce países. 

Sin embargo, este ambicioso proyecto jamás llegaría a completarse debido a problemas de financiación y de gestión que impidieron que ni tan siquiera se pudiera fabricar un primer prototipo del ordenador, lo que llevó a que la compañía entrara en bancarrota en 1995.

Ese año Salkazanov pasaría a ocupar la dirección de ingeniería en CSTIuna empresa de comunicaciones y sistemas, en donde dirigiría a un equipo de cuarenta ingenieros en el desarrollo de un clúster multimedia VoD (Video on Demand), de alto rendimiento dedicado a la adquisición en tiempo real, almacenamiento y emisión de datos multimedia para redes Intranet y sistemas de transmisión de televisión digital.

En 1999 regresaría al Groupe Bull donde permanecería durante casi quince años desempeñando hasta el año 2001 el cargo de director de ingeniería y responsable del desarrollo de productos basados en sistemas operativos UNIX y arquitectura PowerPC, para a continuación ocupar el puesto de director de GeODE, una unidad de I+D con 150 ingenieros en el departamento de infraestructuras y sistemas de la empresa francesa en donde permanecería hasta 2006.

A continuación en Bull le dieron la responsabilidad de dirigir el departamento de innovación en Bull R&D a nivel mundial, reconociendo su carácter creativo también en su faceta como ingeniero informático. En esta ocasión dirigiría un equipo de innovación y desarrollo de software compuesto por doscientos ingenieros repartidos entre París, Grenoble y Phoenix (EE.UU).

En este nuevo puesto inició proyectos de software en áreas punteras como el Big Data (datos masivos), computación en la nube (cloud computing), Internet de las cosas (IoT o Internet Of Things), aplicaciones software o 'real-time computing (RTC)', todos ellos campos de vanguardia, con el objetivo de anticiparse a la evolución de los usos de los ordenadores y dar lugar a nuevos productos. Con esta fascinante tarea Pierre Salkazanov completaría su trayectoria profesional en el mundo de la informática.

Así, el 1 de febrero de 2014, después de 42 años de una intensa vida laboral, Pierre Salkazanov se jubilaba a los 66 años. El ingeniero informático "Salka" de nueve a cinco desaparecía para siempre y al fin "Zanov", el músico electrónico, se apropiaba de la jornada completa.

El regreso de Zanov


Después de tomar la decisión de abandonar temporalmente su carrera discográfica a mediados de los 80 por falta de tiempo para materializar sus ideas, Zanov sólo regresaría a la música de un modo ocasional, para tocar con sus sintetizadores en sus escasos ratos libres, pero sin ninguna intención de componer ni de grabar nada. 

El paso del tiempo así como la falta de uso y un mantenimiento inadecuado hacía que los instrumentos fueran susceptibles de sufrir averías frecuentes, por lo que en 1992 Zanov decidió vender todos sus sintetizadores a excepción de su equipo de grabación y mezcla para asegurarse el futuro acceso a las cintas con sus grabaciones, entre ellas su álbum inconcluso Nous Reprenons Notre Avenir, así como varias piezas que habían permanecido inéditas: "Me arrepiento de haberlo vendido todo. Me debería haber quedado con el ARP 2600/ARP Sequencer y el RMI. El ARP funcionaba perfectamente, pero el RMI estaba empezando a dar pequeños fallos. Pensé que mis sintetizadores serían más provechosos para otras personas dado que los usaba muy poco. No quería invertir mucho tiempo en venderlos, por lo que los vendí a un precio bajo y no tuve problemas para encontrar compradores". El músico imaginó que cuando se retirara habría en el mercado sintetizadores más sofisticados que le ofrecerían la oportunidad de investigar nuevas vías de exploración sonora.


Todos los álbumes de Zanov se habían publicado con anterioridad a la popularización de la síntesis digital, a la aparición del protocolo MIDI, al 'sampling', y por supuesto mucho antes del papel protagonista que asumirían los ordenadores y el software en el proceso de creación musical. Durante sus tres décadas de ausencia, Pierre Salkazanov observó el mundo de la música desde la distancia, pero sin perder nunca el contacto con los avances en el campo tecnológico: "He seguido todo lo que estaba ocurriendo en materia de tecnología musical, leyendo revistas, yendo a tiendas de música y al 'Salon de la Musique' en París. Como ingeniero informático, las tecnologías eran bastante sencillas de comprender y no quedé sorprendido por toda esta evolución". 


El paso de los años y la popularización del formato 'compact disc' dentro de la industria discográfica, daría lugar a que algunos pequeños sellos independientes se interesaran por reivindicar el legado de los pioneros de distintas etapas de la historia de la música electrónica, y probablemente una de las más desconocidas era la de música cósmica francesa de los años 70.


El CD doble recopilatorio L'Age d'Analogue (Hobby Deluxe, 2000), sobre la música electrónica francesa de los años 70 y principio de los 80, entre los que se incluye Zanov
Portada del doble CD recopilatorio
L'Age d'Analogue (Hobby Deluxe, 2000).
En un intento de rescatar del olvido a muchos de esos 'héroes olvidados', en el año 2000 el efímero sello alemán Hobby Deluxe publicó en formato de doble CD la antología L'Age d'Analogue, dedicada a rendir tributo a toda una época de la música electrónica popular francesa durante los años 70 y principios de los 80. En este viaje por los sonidos cósmicos, el rock electrónico, el synth-disco o el ambient, se encontraban nombres como los de Richard Pinhas/Heldon, Space Art, Serge Ramsès, Droids o Richard Vimal, entre otros.

Zanov -que descubriría por casualidad la existencia de este álbum dos años después de su publicación-, estaba representado en el recopilatorio con dos de sus piezas más emblemáticas: "Green Ray" y "Running Beyond A Dream" del LP Green Ray. Sin embargo, sus temas, al igual que los de varios de los músicos incluidos en el disco, se masterizaron a partir de vinilo y no desde los masters originales, con lo que el resultado sonoro dista mucho de ser el adecuado para disfrutar en condiciones óptimas de los sonidos cósmicos del artista parisino.

Portada del álbum doble autoeditado Live 78 de Zanov que incluye la grabación íntegra del concierto del 16 de junio de 1978 ofrecido en la localidad de Villebon-sur-Yvette
Portada del CD-R Live 1978 del
músico francés Zanov.
En septiembre de 2005 Pierre Salkazanov y Christian Piednoir llegaron a un acuerdo para comercializar de forma limitada la única grabación existente de los conciertos que había llevado a cabo Zanov en los años 70 y que había realizado Piednoir del último espectáculo ofrecido por el músico parisino en Villebon-sur-Yvette el 16 de junio de 1978 bajo el título de Live 1978. Este documento -grabado en mono-, fue publicado en formato de doble CD-R autoeditado y comercializado a través de la página web de la asociación francesa de seguidores de la música electrónica Cosmiccagibi.

Con los años, sus tres primeros elepés habían alcanzado el estatus de "discos de culto" entre los seguidores de la música electrónica cósmica de los 70, una situación magnificada por el hecho de que nunca se habían reeditado en disco compacto. Sin embargo Zanov era totalmente ajeno a esta realidad: "Un día, hace unos cuantos años, no estaba seguro de si mi conexión a internet funcionaba bien, por lo que en la página de Google introduje 'Zanov', como podía haber introducido cualquier otra palabra, para ver si funcionaba. Fue una gran sorpresa para mi comprobar que todos los resultados de la primera página de Google se referían a mi".

En 2012 viendo ya cercana su jubilación, Pierre Salkazanov empezó a preparar el terreno de manera meticulosa para su reaparición, en consonancia con la promesa que se había hecho a sí mismo veintinueve años antes. 
El 5 de marzo de 2012 muy oportunamente Pierre registró el dominio zanov.netse informó sobre la presencia de su nombre en internet, ya no sólo en lo relativo a las búsquedas, sino también en foros de música electrónica y redes sociales. 

Zanov con el Arturia Origin Keyboard, el Arturia MiniBrute SE y otros equipos en su estudio privado de L'Isle d'Abeau en 2014
Zanov en su estudio de L'Isle d'Abeau con el Arturia Origin Keyboard,
el Arturia MiniBrute SE y un Apple iMac entre otros equipos. Foto: Ninou.
Al año siguiente comenzó a buscar nuevos sintetizadores que se adaptaran a sus necesidades como músico. Sin embargo no encontraba nada que lo dejara satisfecho, hasta el punto de llegar a desear conservar los equipos analógicos que vendió en 1992 y que tan buenos resultados le habían proporcionado en sus primeros discos. Finalmente, en diciembre de 2013 encargó el Arturia Origin Keyboard, un sintetizador VA de la firma de Grenoble Arturiaque recibió ese mismo mes y con el que enseguida se zambulló a experimentar durante su tiempo libre. Paralelamente realizó un curso online intensivo de Pro-Tools con la intención de dominar esta estación de trabajo de audio digital (DAW). En febrero de 2014 adquirió un ordenador Apple iMac 27" con una potente configuración con la intención de evitar problemas de latencia gracias a sus 16 GB de memoria, 512 GB de memoria flash y dos discos duros de tres terabytes cada uno, todo ello conectado a través de interfaces de alta velocidad Thunderbolt. 

Zanov se decantó por el sintetizador de Arturia por el complejo algoritmo de emulación utilizado para recrear el sonido de sintetizadores históricos como el Moog MinimoogRoland Jupiter-8Yamaha CS80 y ARP 2600 entre otros: "El sintetizador más complejo que conozco es el Arturia Origin porque tiene muchas clases de módulos con muchas posibilidades de interconexión y muchos parámetros (...)". Esto da como resultado que sea ciertamente difícil distinguir los sonidos realmente analógicos de los virtuales: "(...) Cuando se trata de una composición electrónica que combina sonidos que se superponen y evolucionan, enriquecidos por la suma de distintos efectos, creo que es muy difícil saber si la fuente es analógica o digital (...)".


El equipo básico de estudio del músico francés se completaría con un sintetizador analógico Arturia Minibrute SE: "Compré el Minibrute SE justo cuando salió al mercado porque oí que era una edición limitada. Pienso que el secuenciador de 64 pasos podría ser útil en algún momento". Además adquirió un procesador de efectos de 'delay' digital TC Electronic D-Two, una interfaz de audio MOTU 828x conectada vía Thunderbolt a una superficie de control Mackie Control Universal Pro que Zanov emplea para controlar el MOTU o Pro Tools mediante el protocolo HUI. Por último compró dos monitores de estudio ADAM A7X y auriculares Sony MDR-7509HD.


Con este equipo ya estaba capacitado para empezar a trabajar. Un par de años antes había digitalizado todas sus cintas de dos, cuatro y ocho pistas aprovechando que su equipo de grabación y mezcla que conservaba desde principios de los años 80 todavía funcionaba, por lo que en el mismo mes de febrero de 2014 pasó todo al iMac con Pro-Tools 11. Al mes siguiente comenzó a trabajar en el que iba a convertirse en su cuarto álbum Virtual Future, treinta y dos años después del tercero.


Portada del álbum Virtual Future
(Zanov Music, 2014).
Virtual Future (2014) es un delicioso anacronismo, es como abrir una "cápsula del tiempo" que treinta y dos años después nos desvela el modo como era la música electrónica de finales de los 70, o al menos una parte de ella, la más cósmica y futurista.

Los siete temas que componen el álbum ahondan en el carácter cósmico de sus álbumes anteriores, pero presentando un gran equilibrio entre los elementos rítmicos/secuenciales ("Neuronal Storm", "Final Cut", "Conscience In Danger"), los ambientes abstractos/experimentales ("World Adrift", "Brain Activity"), y sobre todo la faceta armónica/melódica, presente en mayor o menor medida en todos los temas, pero que destaca en las piezas "Very Far" y "Alone Again". Asimismo, además de toda la grabación, 
Zanov se encargaría también de la mezcla y la masterización, que concluyó el 10 de junio de 2014.

El álbum está basado íntegramente en el material que Zanov dejó inacabado en 1979/1985 con su proyecto multimedia Nous Reprenons Notre Avenir. Durante sus años alejado de la música, el artista francés tuvo tiempo de pensar cómo debía reenfocar este álbum y decidió que lo más lógico era prescindir de los textos y el vídeo, y por consiguiente dejar sólo la música: "(...) A principios de 2014 analicé las cintas con Pro-Tools. Había cuatro pistas para la música y cuatro pistas para los textos. Suprimí los textos, y como ocupaban un lugar importante, compuse nuevas partes para recrear el ambiente sonoro que existía antes. Estas adiciones y cambios han sido producidos con el Arturia Origin. Pasé largas horas en la mezcla final, que expresa mis sentimientos de hoy en día, un poco diferentes de los de hace treinta años. Así Virtual Future se hizo en un 80 % en mis sintes vintage de la época (VCS3, ARP 2600, ARP Sequencer, RMI Harmonic Synthesizer, Korg PS-3300), y en un 20 % con el Arturia Origin".

Durante treinta y dos años Zanov se ha mantenido fiel a su manera de crear, con sonidos originales programados por él, jamás ha usado 'presets', y siempre se ha mantenido alejado de los convencionalismos musicales y completamente ajeno a las modas en la música electrónica: "(...) Yo tengo mi propio estilo, aquel que siento. Ha debido de cambiar con la edad, pero en cualquier caso, yo no trataba de cambiar. Para mi, una pieza musical es un pedazo de la vida, con sonidos, ritmos, melodías, que nacen, que se mueven, que se transforman y que mueren (...)". 

Una vez finalizada la parte musical, Zanov se centró en la labor administrativa, registrando su trabajo en las principales sociedades de autores francesas (SACEM, SDRM), y creando su propio sello Zanov Music. Conocedor de la importancia de una buena presentación, a continuación decidió volcarse en el trabajo artístico del álbum encargándole el diseño a la agencia de publicidad Du Bruit Au Balcon de Lyon con la que trabajó estrechamente hasta conseguir un resultado final que tradujera las emociones que transmite la música, y que tuviera una estética impecable que le diera un valor añadido al producto. Asimismo, el músico quería que la imagen de portada retomara algunas ideas del texto original de Nous Reprenons Notre Avenir que nunca se llegaron a materializar.

Con sigilo, un simple mensaje en el foro de música electrónica EM Portal el 29 de junio de 2014 publicado por el propio músico alertó a todos los seguidores del sonido cósmico de un regreso musical tan inesperado como necesario. 


Con el trabajo artístico listo y habiendo hecho público su regreso, a mediados de agosto de 2014, Zanov pudo crear su página web oficial, que tuvo lista a finales del mismo mes. Dos meses antes había creado su página de Facebook -que le serviría como barómetro para medir la eficacia de las acciones promocionales que realizaría más adelante-, así como un perfil en Twitter

También a mediados de agosto encargó a la compañía francesa Master Lab Systems el prensado de mil copias en 'compact disc' de Virtual FutureFinalmente el álbum se puso a la venta en CD y descarga digital el 15 de septiembre de 2014 a través de varias tiendas online y servicios de 'streaming'.

El actual estudio de música electrónica de Pierre Salkazanov 'Zanov' en la localidad de L'Isle d'Abeau
Pierre Salkazanov "Zanov" en su estudio privado de L'Isle d'Abeau en 2014
junto al sintetizador DSP Arturia Origin Keyboard. Foto: Ninou.
Con el álbum ya en la calle, el músico se ha centrado en las siempre interminables labores de promoción, negociar con los distribuidores y tiendas online a los que enviarles lotes de CDs, escribir cartas y emails, conceder entrevistas a diversos medios online, enviar más de un centenar de CDs promocionales a emisoras de radio y revistas, entre otras muchas acciones para dar a conocer su regreso al primer plano de la actualidad musical en el campo de la música electrónica. 

Actualmente Zanov tiene fijada su residencia y su estudio en L'Isle d'Abeau, una tranquila localidad de 41.000 habitantes situada en el valle del Ródano (en el departamento de Isère), a 30 kilómetros de Lyon y a 70 de Grenoble. 

Entre sus planes a corto plazo se encuentra ampliar el número de instrumentos electrónicos de su estudio con la intención de abordar futuros proyectos musicales, así como 
la reedición remasterizada en disco compacto y en descarga digital de sus tres álbumes clásicos durante 2015 y 2016, comenzando por In Course Of TimeA medio plazo el artista planea componer un nuevo álbum y reencontrarse en directo con su público después de tantos años de ausencia.

Con energías renovadas, apasionantes viajes por universos sonoros inexplorados esperan a Zanov en este renacimiento musical.


_________________________



* Agradecimientos especiales a Pierre Salkazanov por su infinita amabilidad, paciencia y colaboración a la hora de dejarse someter -durante más de un mes-, al más duro interrogatorio imaginable sobre los pormenores de su odisea musical y vital. También quiero reiterar mi gratitud con Pierre por abrir su archivo privado y compartir con todos nosotros a través de esta biografía contenido gráfico e informativo de gran valor documental. 

** Gracias también a Bert Strolenberg (Sonic Immersion), y a Sylvain Mazars (Encore), por publicar las primeras e inspiradoras entrevistas a Zanov tras su reaparición, y sin las cuales no me habría atrevido a escribir una sola línea de este retrato biográfico. Parte de su trabajo también está presente en este texto.

35 comentarios:

  1. Wooow! Que manera de escribir tan bien, muy bien documentada y muy bien detallada, es mas cuando empecé a leer la reseña aquí puesta, yo a la par puse también su música para ir saboreándola y comprendiéndola mejor. Mis sinceras felicitaciones al amigo Audionauta que escribió estas líneas a uno de esos pioneros olvidados por el tiempo y que gracias a "verdaderos periodistas musicales" hoy nos enteramos de su enorme valia en el plano musical. Decir también que la música de Zanov me ha dejado plenamente convencido de que ya es un clásico obligado para cualquier fan de la buena música electrónica, y mas esta que es pionera...

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Alienycon!!!. Has hecho bien escuchando la música a la vez que leías mi texto. Sin duda es una experiencia altamente gratificante Yo hice lo mismo mientras redactaba esta biografía y sin duda eso me ayudó a definir mejor su música, que por otro lado, ya conocía bastante bien.

    Cuando escribo intento evitar una de las mayores lacras del periodismo actual, que es la superficialidad y una escasa documentación. Yo trato de hacer justo lo contrario, profundidad, abundantes datos y una buena redacción que haga el texto atractivo. Si además en este caso cuentas con un artista que guarda en su archivo personal abundantes fotos de la época, recortes de reseñas de discos y noticias, se acuerda de dónde y cuándo compró cada sintetizador, y recuerda muchos hechos como si los hubiera vivido ayer, sin duda todo eso ayuda mucho. También la cosa está en hacerle las preguntas correctas en el momento justo. Tampoco hay que abrumarlo con treinta preguntas de golpe, tiene que ser algo progresivo. Empiezas con tres, sigues con cinco, pasas a siete y al final ya le envías diez. En mi caso las preguntas siguieron un orden cronológico, para que fuera más sencillo para el entrevistado recordar los hechos. Para el final, para cuando ya se había establecido un vínculo y le había dado sobradas muestras de que iba a redactar un gran texto sobre él y que podía confiar en mi, fue cuando aproveché para hacerle algunas preguntas algo más comprometidas que tal vez al comienzo no me hubiera respondido.

    Asimismo, me alegro de que la música de Zanov te haya gustado y lo consideres un "clásico". Por eso escribí su historia, porque creí que su carrera musical tenía miga, y creo no me he equivocado.

    Un abrazo

    Pablo/Audionaut

    ResponderEliminar
  3. Gracias y mil gracias Pablo por semejante artículo que has redactado sobre Pierre "Zanov" Realmente estás haciendo una gran tarea para este pequeño-gran género de la música electrónica aportando una información y presentándola de una manera que te hace estar en el top de los redactores de este género...y encima un lujo que sea en español!
    Algún día todos tus artículos merecerán ser maquetados y presentados de manera conjunta ya que por calidad y densidad empieza a merecer una publicación de todos ellos en forma de libro.
    Lo dicho mil gracias por tu trabajo y mil gracias a Pierre por colaborar y aportar sus recuerdos y vivencias.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Antonio!!!. Me alegro de haber cumplido con tus expectativas cuando hace una semana anuncié que estaba a punto de publicar esta biografía. La verdad es que considero que está entre mis mejores trabajos, junto a la de Wendy Carlos y Swtiched-On Bach, la de Michael Hoenig y algunas de las de Richard Pinhas. Creo que todos estos escritos tienen ese punto de narración que tiene la de Zanov y que era el objetivo que me había planteado desde el principio, tratando al mismo tiempo de que sea veraz, con abundantes datos, pero sin que pierda el carácter humano a la vez que añado mucha información técnica. Intentando que tenga un equilibrio y que se pueda leer sin ser un experto, pero que el que es músico o ingeniero también encuentre elementos de interés en la lectura.

    Por otra parte, el periplo musical de Zanov me pareció interesante para los músicos electrónicos que empiezan salvando las distancias entre épocas (cómo dio a conocer su música, sus experiencias con un manager, su gira de conciertos, etc.), pero que en esencia creo que no han cambiado tanto.

    Respecto a lo del libro, hay amigos y familiares que llevan años comentándomelo. Supongo que en algún momento lo haré (casi seguro que será un libro autopublicado). Materíal ya hay, aunque creo que faltan biografías importantes que le darían cierta cohesión al conjunto, para que el libro no fuera un mero compendio del contenido del blog.

    Un abrazo

    Pablo/Audionaut

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena, Pablo, es un documento excelente. Además, me resulta especialmente emotivo dado que mi primer contacto con la música electrónica fue a través de la escena francesa.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Lethave!!! Me alegro de que te haya gustado el texto. Como ya he dicho en otras ocasiones, la música electrónica popular francesa de los 70 / primeros 80, me parece un período sumamente interesante y muy poco conocido. Y dentro de mis posibilidades intento darlo a conocer.

    Un abrazo

    Pablo/Audionaut

    ResponderEliminar
  7. There's up a new library music site:

    Check it out:

    http://librarymusic.boards.net/

    ResponderEliminar
  8. THE NEW ALBUM IS FANTASTIC !
    (by Robomaks)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yes it is. Don't forget to check out Zanov's recent reissue of In Course Of Time on CD/digital.

      Best regards

      Pablo/Audionaut

      Eliminar
  9. Yes I've In Couse of Time cd (groove) and hope in reissues also for:Green Ray & Moebius!
    Ps:I recommend the old album:Video Liszt - Ektakrom Killer 1981 by Richard Pinhas!
    extraordinary with moog equipment and ems vocoder!
    This album is hope a day reissue in CD!

    ResponderEliminar
  10. Yes, when I was writing this article about Zanov, Pierre told me that he's preparing the reissues of Green Ray and Moebius. He has plans to release both this year, but there's a big problem. He doesn't have the original master tapes, he only owns pre-master tapes, so when I talked to him he wasn't sure whether to reissue this pre-master (obviously sounding very different to the LPs we know), or try to remaster the old vynils. The case of In Course Of Time is different because he owned the masters and that's the reason why it was first released.

    Thanks for your recommendation of the Video Liszt album. I know it and yes, Richard Pinhas puts his magic all over it.

    Best regards

    Pablo/Audionaut

    ResponderEliminar
  11. Thanks Pablo
    Yes I hope from the original masters , from vinyls for me is result is always so-so but accept also this!
    Fantastic reissue in CD ektakrom,I'm in contact with Richard...!

    ResponderEliminar
  12. You're welcome!. Great news about Ektakrom Killer's reissue. Yes, I hope Zanov will release the original master tapes, even if the sound is not exactly the same as the albums we know. Remastering from vynil is always dissapointing.

    Best regards

    Pablo/Audionaut

    ResponderEliminar
  13. yes.
    I recommend also this extraordinary old albums:
    Moebius (not Ditier!)Mirror of infinity 1979 by Bryce Robbley.
    Tyndal - reflexionen (with full vocoder!)
    And is OUT the mega box of Joel Vandroogenbroeck of 18 cds! ! with Computer Blossoms 1981!
    unfortunately the original masters of Ektakrom is 99% lost.this because the Ramse studios is closed from long time.but I hope in a great remastered from also vinyl...Richard unfortunately NOT is in masters. ..
    :-(
    (Robomaks)

    ResponderEliminar
  14. Wow! Great! Thank you for your recommendations. I know Moebius, an American synth band that involved Doug Lynner and a really young Steve Roach. I think I listened to their records many moons ago. On the other hand, the first Tyndall albums were quite good, but I don't remember that one in particular (I'm not a big fan of their music anyway). In respect to Joel Vandroogenbroeck I've posted some of his library music on the Audionautas channel on FB, but I'm not really familiar with his music.

    Best regards

    Pablo/Audionaut

    ResponderEliminar
  15. Pablo, you can recommend a label for the reissue of EKTAKROM in cd ???
    Robomaks

    ResponderEliminar
  16. No idea. Maybe it could fit in labels like Cuneiform (where Pinhas releases all his albums), Spectrum Spools is also an interesting label in the USA. Bureau B in Germany is re-releasing a lot stuff by Conrad Schnitzler, Cluster and new artists inspired by krautrock, cosmic music and so on. It's not easy to find a label interested. I guess there's a lot of factors involved (Video-Liszt is not a very well-known project, even among EM fans). Richard as Zanov could try Groove, but it's too tiny, ghettoized and they don't do promotion at all.

    Best regards

    Pablo

    ResponderEliminar
  17. thank you Pablo. .
    unfortunately bureau not is interested

    Robomaks

    ResponderEliminar
  18. Hi Pablo.
    The album Ose Adonia (always by Picart & Pinhas) is available also in cd (I think bootleg) in synthnation site, but the quality ??
    : )
    Robomaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi Robomaks!!! I really like that album. For me it's like an unofficial Heldon album, very much in the same vein of electronic rock. I think Adonia has never been officially released on CD, I'm sure that CD edition is very much a bootleg, a CD-R probably remastered from vinyl.

      Best regards

      Pablo

      Eliminar
  19. and also MOEBIUS MIRROR(Bryce Robbley) OF INFINITY is available in CDR always site...
    for Ektakrom Killer I hope that will out the cd a day.
    I've contacted also Picart!

    ResponderEliminar
  20. Hi Robomaks!!! Gonzai Records just released this album. Maybe this label might be a good choice for reissues. http://www.soundohm.com/product/Besombes---Rizet/Pole/pid/23678/

    If they are interested in a really obscure record like this Besombes-Rizet collaboration, anything is possible.

    Best regards

    Pablo

    ResponderEliminar
  21. Hello Pablo.
    I've discovered the artist DIDIER BOCQUET (jarre-zanov style) and is extraordinary! fantastic if a day will reissues on cd...but actual info on this artist?!
    :-) Robomaks

    ResponderEliminar
  22. Yes it is. I have uploaded some of his music to my Youtube channel. Sometime ago one guy on the internet contacted me to ask me about Bocquet's whereabouts in order to contact him to release his music on CD. Obviously, I have no clue about Bocquet's actual status or adresss, so I told him to ask the Cosmiccagibi French electronic music association, but I have not news about what happened next, probably nothing.

    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ah! :-( thanks Pablo..

      Eliminar
    2. Ps:Besombes , Rizet - Pôle thanks for your recommend, the album is very nice, the cd is a good quality?

      Eliminar
    3. Hi Pablo.maybe you can kindly help me:I'm in contact with a label for reissues the catalogue (and remastered) of Michael Garrison!you've the contact with the family for the copyright?
      grazie
      Max

      Eliminar
  23. Gracias a ti, Gustavo, por leerlo.

    Un saludo

    Pablo

    ResponderEliminar
  24. Excelente artículo, felicidades y gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Frank, por leerlo y disfrutarlo. Pronto lo ampliaré con los nuevos detalles del próximo álbum de Zanov ;-)

      Un saludo

      Pablo/Audionaut

      Eliminar