lunes, 7 de marzo de 2011

Hugh Le Caine. El visionario sonoro (IV).

Creando la historia de la música electrónica canadiense


El inventor Hugh Le Caine realizando explicaciones técnicas sobre el Oscillator Bank
Le Caine explicando las características del Oscillator Bank (1957).
La trayectoria de Hugh Le Caine se adentró en una nueva etapa profesional a finales de los años 50. En 1957 entró en contacto con el Dr. Arnold Walter, director de la Facultad de Música de la University Of Toronto. A Walter le llamaba la atención que en Canadá no existieran todavía estudios de música electrónica como los que había visitado durante ese verano en diferentes países europeos. Le Caine le respondió que en el NRC no se había hecho nada al respecto y le habló de algunos de sus instrumentos, como el Electronic Sackbut y el Touch Sensitive Organ.

La intención de Walter era disponer de un estudio de música electrónica en las dependencias de la University Of Toronto y para ello necesitaba el apoyo del NRC y de Le Caine. Tras varias negociaciones en las que finalmente se decidió que la universidad y la institución científica cooperarían en el proyecto, se determinó que Hugh Le Caine sería el encargado del desarrollo del equipo especial para el estudio y ejercería como consultor técnico. El estudio finalmente abriría sus puertas en la primavera de 1959.

Durante este período de dos años, Le Caine realizó dos nuevas composiciones: "In Study Nº 1 For Player Piano And Tape" y "The Burning Deck", ambas con el auxilio del Multitrack. La primera era un complejo trabajo en el que los sonidos ejecutados con el rollo de papel perforado de una pianola estaban organizados según principios matemáticos basados en series de seis permutaciones (acordes, clústers tonales, glissando, etc.), registradas en la grabadora y posteriormente sometidas a diferentes alteraciones del tono, volumen, timbre y duración mediante su reproducción inversa, ralentizada, etc., todo ello comprimido en un minuto y dieciocho segundos; la pieza musical más corta que compuso el inventor en toda su carrera. Por su parte, la segunda obra era la dramatización del poema "Casabianca" de la poetisa británica Felicia Dorothea Hemans recitado por el propio inventor e ilustrado por sonidos electrónicos, que con sus cerca de cinco minutos de duración constituye su composición más larga.

En la vida de Hugh Le Caine entre tanto aparecieron una serie de músicos que supieron reconocer el valor de sus investigaciones y le aportaron renovadas energías para seguir progresando en esa dirección, sintiéndose por vez primera reconocido por miembros del estamento musical.

István Anhalt en el estudio de música electrónica de la Universidad McGill de Montreal
István Anhalt en el estudio de música electrónica de la McGill University.
El primer compositor que entró en contacto con Hugh Le Caine fue el canadiense de origen húngaro István Anhalt. A comienzos de 1958, apareció un artículo sobre el trabajo de Le Caine en el diario Montreal Gazette, y Anhalt contactó con él tras leer el artículo. Anhalt había escuchado emisiones radiofónicas de la obra que Karlheinz Stockhausen estaba desarrollando por entonces y se sentía muy atraído por las posibilidades de la música electroacústica. Tanto es así que tenía prevista una visita al estudio de música electrónica de Colonia ese mismo verano, no obstante cuando supo que ya en Canadá existía un laboratorio de estas características ubicado en Ottawa, no dudó en desplazarse antes a la capital en la primavera de 1958. 

Tras su planeada visita al estudio de música electrónica de Colonia -cuyos medios le decepcionaron respecto a los que Le Caine tenía a su disposición en Ottawa-, el compositor húngaro-canadiense comenzó a trabajar en el laboratorio del NRC en el verano de 1959. En él desarrolló las piezas "Electronic Composition Nº 1" y "Electronic Compositon Nº 2", que le dieron la oportunidad de satisfacer su fascinación con el potencial de la edición en cinta.  

Motivado por su interés por la música electroacústica, Anhalt organizó el primer concierto de 'tape music' llevado a cabo en Canadá en el otoño de 1959. El concierto, que tuvo lugar en el Moyse Hall de la McGill University de Montreal, incluyó varios trabajos de compositores europeos, entre ellos Stockhausen, las composiciones de Anhalt "Electronic Composition Nº 1 y Nº 2", "Dripsody" de Le Caine y algunas otras obras cortas. Le Caine describió el concierto con su habitual sentido del humor: “buena asistencia, aunque la sala no estaba llena. La audiencia estaba en general bastante interesada, aunque escuché algunos comentarios desagrables (no hubo ni lanzamiento de piedras, ni de frutas y tampoco disturbios)”.

Tras otro año enseñando en la McGill University, Anhalt volvió al NRC para producir "Electronic Composition Nº 3" (1960), que subtituló "Birds And Bells", en la que utilizó el Multitrack y otros dos aparatos de Le Caine: el Coded Music System en una versión rediseñada que controlaría al segundo instrumento, el Oscillator Bank (1959), que se trataba de una colección de 108 osciladores independientes situados en doce filas de nueve osciladores (cada uno con controles de tono, volumen y selección de formas de onda individuales), que combinados creaban una gran variedad de sonidos. El instrumento resultante del rediseño del Coded Music System se denominó Spectrogram (1959), que se diferenciaba de su antecesor por utilizar un sistema fotoeléctrico para leer el rollo de papel perforado con los parámetros musicales. Anhalt volvería a utilizar el instrumento en el verano de 1961 para completar su pieza "Electronic Composition Nº 4".

Josef Tal trabajando con una grabadora Ampex y el Multitrack de Le Caine en su estudio de Jerusalén en 1965
El compositor Josef Tal en el estudio de música electrónica de Jerusalén en 1965.
Paralelamente a su primer contacto con István Anhalt,  Le Caine recibió en el verano de 1958 una carta de una agencia de la UNESCO que le anunciaba la inminente visita del compositor israelí Josef Tal, que disponía de una beca del organismo de la ONU para visitar los principales estudios de música electrónica de Europa y Norteamérica: París, Berlín, Milán, Colonia, Nueva York... Precisamente en este último y por recomendación de Vladimir Ussachevsky de Columbia-Princeton, había tenido conocimiento del trabajo que estaba realizando Le Caine en Ottawa y no dudó en desplazarse para visitar las instalaciones. El estudio de Le Caine dejó a Tal muy impresionado, dado que disponía de las mayores capacidades de composición musical de entre todos los centros que había visitado. El compositor israelí estaba tan entusiasmado con los instrumentos que había construido Le Caine -en especial con el Multitrack-, que pretendía que se convirtiera en el instrumento central del primer estudio de música electrónica de Israel.

El interés del compositor hebreo se concretó ese mismo verano con el encargo formal al NRC para equipar con el Multitrack el nuevo estudio de música electrónica que Josef Tal quería instalar en Jerusalén. En septiembre de 1958 Vladimir Ussachevsky también realizó una petición para adquirir un Multitrack, con lo que se elevaba a tres el número de estudios interesados en el instrumento: Toronto, Jerusalén y Nueva York. Por si fuera poco, el compositor Lejaren Hiller de la University Of Illinois también había mostrado un especial interés en los instrumentos de Le Caine para equipar su flamante estudio de música experimental.

Entre tanto Hugh Le Caine sacó tiempo para dos nuevas composiciones con el prototipo del Multitrack antes de enviarlo al UTEMS de Toronto. La primera pieza, humorísticamente titulada "A Noisome Pestilence" ("Una peste destructora", 1958), era un estudio de bucles de cinta sobre siete ruidos distintos conformando un patrón rítmico con su reproducción a distintas velocidades. La última pieza de Le Caine con el Multitrack fue "Textures" (1959), que supone un intento de utilizar técnicas de composición serial sobre el sonido de un trombón. 

Aunque Le Caine realizaría varias composiciones más para algunos de sus siguientes instrumentos, nunca las consideró de gran valor y a medida que otros compositores comenzaron a utilizar sus instrumentos, fue abandonando la composición propiamente dicha para concentrarse, casi a tiempo completo, en el diseño de nuevos instrumentos musicales y equipo de estudio.

Tras el envío del Multitrack al estudio de la University Of Toronto bajo la dirección de Myron Schaeffer, Le Caine comenzó a trabajar en una versión especial para el estudio de Josef Tal en Jerusalén que tuviera una mayor fiabilidad, habida cuenta que la distancia a la que se encontraba el estudio imposibilitaría las revisiones periódicas y eventuales reparaciones rápidas. Asimismo, Le Caine rediseñó el sistema de accionamiento de la cinta y lo expandió para que pudiera reproducir un máximo de diez cintas frente a las seis originales y añadió amplificadores y pre-amplificadores transistorizados, si bien por falta de tiempo, otras partes del instrumento todavía utilizaban válvulas de vacío. A pesar de estos refinamientos, Le Caine tuvo que desplazarse a Israel en 1962 para reparar el instrumento bajo unas condiciones muy precarias.

En 1963 quedó claro que el Multitrack tampoco se fabricaría en serie. Los prototipos en funcionamiento en los diferentes estudios tenían características e incluso apariencias diferentes los unos de los otros. La compañía que se había previsto que los fabricara, Electronic Associates de Toronto, a pesar de recibir varias consultas y peticiones sobre el mismo, entre otros del BBC Radiophonic Workshop, no podía fabricarlo porque no disponía de los planos para hacerlo. Hugh Le Caine, en su constante búsqueda de un instrumento lo más perfeccionado posible, alteraba continuamente diferentes aspectos del diseño, con lo que el Multitrack era una especie de trabajo en curso o 'work in progress' sin fin. El tiempo pasaba, el mercado estaba cambiando y el interés de los estudios por el instrumento empezó a disminuir. Ante esta situación, se desechó finalmente la idea de fabricarlo.  

Hugh Le Caine se sintió el responsable principal del fracaso de este proyecto comercial. A su habitual exceso de modestia para valorar adecuadamente la importancia de su propio trabajo y su falta de interés en divulgarlo se unieron ciertas dudas respecto a la viabilidad del Multitrack como instrumento central de un estudio de música electrónica. Era el momento de pasar página y acometer nuevos proyectos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada