lunes, 21 de febrero de 2011

Hugh Le Caine. El visionario sonoro (II).

El "Electronic Sackbut"


El Electronic Sackbut de Hugh Le Caine de 1948
El primero de los cuatro prototipos del Electronic Sackbut de 
Hugh Le Caine creado en 1948, y el único que se ha conservado.
Foto: Canada Science and Technology Museum.
En 1945, una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, Hugh Le Caine deseaba trabajar a tiempo completo en el campo de la música electrónica en el seno del NRC. No obstante, en el departamento de acústica de dicho centro, solamente experimentaban con las propiedades sonoras de diversos materiales, pero en ningún caso investigaban en el terreno técnico-artístico como pretendía Le Caine. Ante esta situación y viendo que el mundo de la empresa privada tampoco ofrecía alternativas viables, decidió seguir trabajando en el NRC y dedicar su tiempo libre a su pasión por la música electrónica. 

En esta coyuntura Le Caine creó un estudio-taller privado en su hogar, donde comenzó a trabajar de modo independiente en el diseño de instrumentos musicales electrónicos, y donde ese mismo año inició el desarrollo de un sofisticado sintetizador monofónico que denominó Electronic Sackbut, nombre derivado de un antepasado medieval del trombón llamado sacabuche (sin ningún parecido con el instrumento al que hacía referencia), y que actualmente está reconocido como el primer sintetizador de la historia controlado por voltaje.
 
El Electronic Sackbut era un instrumento “pre-patcheado”, es decir, las conexiones eléctricas dentro del instrumento no podían ser cambiadas. Posteriormente, los primeros sintetizadores comerciales controlados por tensión fueron todos, hasta cierto punto, más versátiles, dado que esos cables ('patch cords'), podían ser utilizados para conectar los voltajes de varios módulos dentro del instrumento.

Este enfoque, que requería cierta pericia técnica, es mucho menos común hoy en día, pero entonces, sin embargo, constituía la base utilizada en los embrionarios estudios de música electrónica donde los compositores podían, por vez primera, experimentar con los elementos básicos del sonido y probar nuevas ideas. En el diseño del “Sackbut”, Le Caine adaptó tecnologías para él familiares en el terreno de la física atómica, los radares y la radio, como eran los generadores de ondas, filtros, moduladores de frecuencia y moduladores de amplitud, adaptándolos para que el sonido generado pudiera ser percibido por el oído humano.

En 1945, cuando vio la luz el primer prototipo del “Sackbut” construido en algo similar a un atril con tres patas y tres maderos cruzados, Le Caine visualizó un instrumento pensado para la actuación en vivo, en el que el intérprete pudiera controlar tres aspectos del sonido por medio de operaciones sobre el teclado en tres coordenadas espaciales. 

El teclado y los controles del primer prototipo de Electronic Sackbut de Hugh Le Caine de 1948
Vista del teclado y los controles del Electronic Sackbut.
Foto: Canada Science and Technology Museum.
El “Sackbut” era monofónico (producía solamente una nota a la vez), pero sus sistemas para controlar un sonido eran extraordinarios: el teclado era sensible a la presión vertical, por tanto esas alteraciones de la presión producían cambios en el volumen (cuanto más fuerte se pulsaba más se incrementaba el volumen). Era también sensible a la presión lateral, por tanto el movimiento de lado a lado producía sutiles cambios en el tono del sonido (vibrato). Mientras la mano derecha se desplazaba por el teclado seleccionando notas y aplicándose sobre el volumen y el vibrato, la mano izquierda manipulaba un innovador controlador con el que podía elegir entre cuatro tipos de formas de onda: senoidal, pulso, cuadrada y diente de sierra. Esta capacidad para cambiar gradualmente de un sonido a otro fue un aspecto importante que le permitió al intérprete evitar los repentinos cambios entre sonidos diferentes que caracterizaban hasta la fecha a los órganos electrónicos. Para Le Caine estos controles tan precisos contribuían a dotar de expresividad al instrumento, algo de lo que según él, adolecían otros instrumentos electrónicos.

Dos técnicas innovadoras del diseño del “Sackbut” han permanecido en buena parte de los sintetizadores de finales de los años 60 y los años 70, erigiéndose como precursor de los mismos: el uso de formas de onda ajustables como timbres, y el desarrollo del control por voltaje o tensión.

El “Sackbut” fue en algunos aspectos similar al ondes Martenot en el cual el intérprete tocaba el teclado con la mano derecha y la izquierda la utilizaba para controlar el timbre y el volumen, pero el “Sackbut” tenía una mayor versatilidad y un mejor trabajo de ingeniería. El grado de similitud entre los sonidos del “Sackbut” y algunos instrumentos acústicos queda evidenciado en la siguiente anécdota: Le Caine compuso unas pocas piezas musicales para un cuarteto de cuerdas y grabó la interpretación de un grupo de intérpretes locales. También produjo una grabación propia utilizando el “Sackbut” para imitar cada uno de los instrumentos del cuarteto. Sus colegas tuvieron algunas dificultades en discernir entre la grabación del cuarteto de cuerdas artificial creado por Le Caine con el “Sackbut” y el acústico, pero es que incluso los propios intérpretes en ocasiones eran engañados cuando escuchaban la cinta.

No obstante, Le Caine estaba impaciente por demostrar que el “Sackbut” podía hacer mucho más que imitar instrumentos acústicos, algo que ciertamente podía hacer muy bien, como quedó demostrado en la recreación de la parte de clarinete de Rhapsody In Blue de George Gershwin que realizó en 1948, por lo que comenzó a componer fragmentos de piezas para demostrar las posibilidades más novedosas del “Sackbut”. Una de sus primeras y más remarcables composiciones es una que él llamó "Sackbut Blues", que describió muy irónicamente como “un nuevo hito en música deprimente”.

El prototipo del Electronic Sackbut, completado en 1948, pertenece actualmente a la colección del National Museum Of Science And Technology de Canadá, y es el único modelo que ha sobrevivido de las cuatro versiones que se llevaron a cabo. Un segundo modelo fue construido en los laboratorios del NRC entre 1954 y 1960, y dos versiones más fueron realizadas allí entre 1969 y 1971 en un frustrado intento de hacer viable comercialmente el instrumento.


El trabajo de Hugh Le Caine en el desarrollo de instrumentos musicales se vio detenido una vez más en 1948 cuando el NRC le concedió una beca de doctorado para estudiar física nuclear en la University Of Birmingham en el Reino Unido durante 4 años. Mientras Le Caine estaba en Inglaterra escuchó en la radio el trabajo que estaba realizando entonces Pierre Schaeffer antes de crear el GRMC (Groupe de Recherche de la Musique Concrète, más tarde GRM), de París, con la llamada Musique Concrète, y lo que escuchó le inspiró una nueva vía de investigación cuando retornó a Canadá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada