lunes, 7 de febrero de 2011

Zorch. Conexión psicodélica

Símbolo del grupo Zorch ideado por el fotógrafo y
publicista de la banda Hektor Krome.
Uno de los grupos de música electrónica más desconocidos de los surgidos en los años 70, seguramente fueron los británicos Zorch. El hecho de tener una carrera musical activa que se prolongó durante sólo tres años, sustentada exclusivamente en las actuaciones en directo y con un único álbum  grabado en 1975, pero no publicado hasta el año 2000, ha obrado para que muchos hoy en día no sepan que existieron o en el mejor de los casos ni tan siquiera los recuerden. 

Zorch fue la primera banda británica de música electrónica, y definirlos como 'colectivo multimedia', por la idiosincrasia de su espectáculo audiovisual, es simplemente hacer honor a la realidad. Tampoco sería atrevido afirmar que fueron, con 20 años de antelación, el primer grupo electrónico con vocación 'trance' con conciertos que tenían las características de auténticas 'raves' avant-la-lettre.

La creación de un proyecto como Zorch fue desde el comienzo un gesto valiente y sumamente arriesgado, dado que una propuesta tan radical basada en la música electrónica no encajaba en el clima musical de entonces en el Reino Unido, tras la eclosión del rock progresivo y el reinado del 'glam'. Por este motivo, entre otros, Zorch jamás gozaron del favor y reconocimiento del público, más allá de una minoría de fanáticos de los sonidos cósmicos a una escala ciertamente 'underground'. Sólo el paso de los años ha provocado que su pionera aportación a la música electrónica y su legado hayan comenzado a ser reivindicados por algunos, si bien siguen siendo unos grandes desconocidos dentro de la historia oficial de la música electrónica. Valga esta biografía como un pequeño reconocimiento personal a su aportación.

La comuna electrónica de Zorch

La historia de Zorch la iniciaron en Londres a finales de 1973 dos curiosos personajes fuertemente inspirados por la música del grupo Gong, y en especial por el papel estelar de su teclista Tim Blake y el uso que hizo del sintetizador EMS Synthi AKS en el seno de la banda franco-británica.

Foto promocional de Zorch en 1974 realizada por Hektor Krome
Zorch como quinteto en 1974. De izq. a dcha., John Andrews, 
Gwyo Zepix (alias de Howard Scarr), Basil Brooks, Neil Thorpe y 
Glyph Owenson (pseudónimo de Geoff Coombs).
El primero de estos sujetos, Basil Brooks, vivía por entonces como un "ocupa" en una casa de la famosa comuna de Charrington Street en el barrio de Camden, al noroeste de Londres. Desde principios de la década y debido a  la difícil coyuntura económica, el prohibitivo acceso a la vivienda, tanto nueva como de segunda mano, arrojó a buena parte de la juventud a la ocupación de viviendas vacías o abandonadas, convirtiéndose en una práctica muy extendida por todo el Reino Unido.

El joven Brooks, no obstante, era un enamorado del rock espacial de Gong y de la música psicodélica desde su etapa escolar que se estaba introduciendo en los sonidos electrónicos gracias a un tío suyo que componía música para películas documentales en un pequeño estudio electrónico dispuesto para tal fin, en el que tenía un sintetizador EMS VCS3. Este fascinador primer contacto con un instrumento electrónico despertaría en Brooks un firme interés que le llevaría a realizar un curso nocturno sobre sintetizadores y a comprarse un EMS Synthi AKS con el que experimentar.

El otro protagonista de esta historia, Howard Scarr, era un joven oriundo de Hull, una ciudad del noreste de Inglaterra. En esa época estaba viviendo en Norwich donde llevaba un año estudiando biología en la University Of East Anglia (UEA). Sin embargo, en 1972 y gracias a las evoluciones musicales de Gong dentro del 'space rock' había descubierto su verdadera vocación; la música electrónica. Con la intención de encontrar un alma gemela con sus mismas inquietudes musicales y artísticas, ese verano acababa de llegar a Londres y había puesto un anuncio en la revista Melody Maker que decía textualmente: "alguien del Planeta X que quiera unirse a un chalado de los sintetizadores para formar una banda".

Basil Brooks respondió al anuncio y en la consiguiente audición él y Howard Scarr hicieron buenas migas. A dicha sesión también se presentó otro fanático de los sintetizadores llamado Neil Thorpe, conocido entonces por el pseudónimo de "Captain Electric", que más tarde cambió por el de "Neil E. Norml", y que llamó la atención de los otros dos porque incluso poseía una caja de ritmos. Los tres formaron un grupo abierto compuesto íntegramente por sintetizadores y se bautizaron a sí mismos como Zorch. Neil pensó que un amigo suyo de Ipswich, un estadounidense llamado Carey Bailey, podría encajar en el grupo ocupándose del espectáculo visual y luminotécnico, y se sumó al proyecto.

El sintetizador británico de la firma EMS de Peter Zinovieff, AKS
EMS Synthi AKS, un sintetizador mítico.
Desde el principio quedó claro que Zorch optaría por la firma británica de instrumentos electrónicos EMS para desarrollar su música. En una tienda de Londres ese mismo año 1973, Howard Scarr se había decantado por comprar un EMS Synthi AKS frente a sus competidores estadounidenses; el Moog Minimoog y el ARP Odyssey. El sintetizador elegido podía producir sonidos totalmente alocados, contaba con la ventaja de incluir un secuenciador interno (en aquella época ninguno de los componentes del incipiente grupo era un teclista al uso), pero lo más importante es que era más barato que los anteriores y ningún joven andaba sobrado de dinero.

Del mismo modo que otros grupos o artistas se aprovecharon de una estrecha relación con Bob Moog o Alan R. Pearlman (ARP), Zorch hizo lo propio con el inventor británico de ascendencia rusa Peter Zinovieff y su firma Electronic Music Studios (EMS). Esta relación con la empresa de Zinovieff benefició a ambas partes, dado que la banda tuvo acceso a prototipos y productos 'customizados', en ocasiones cedidos de un modo gratuito, y por su lado EMS, que por entonces era prácticamente la única firma comercial europea de instrumentos electrónicos, se benefició de la exposición pública que se hacía de los mismos, algo que llevaban a cabo artistas de prestigio como Gong, Hawkwind, Pink Floyd o Roxy Music, entre muchos otros.

En 1974 y emulando a sus ídolos Gong, todos los integrantes del grupo se trasladaron a vivir a una bonita casa rural en la localidad de Churt, un recóndito paraje en los bosques del condado de Surrey, que era propiedad del abuelo de Basil Brooks. Una vez instalados, se les unió Glyph Owenson (alias de Geoff Coombs), un original guitarrista que tocaba su instrumento a través de una unidad de efectos EMS Synthi Hi-Fli, proveniente de la Universidad de Exeter, honorable institución que acababa de abandonar, y al que el resto del grupo había conocido por medio de una ex-novia de Basil Brooks. 

Gwyo Zepix, uno de los integrantes de Zorch durante uno de los festivales gratuitos donde tocaron
Howard Scarr (Gwyo Zepix), durante uno de los festivales
en los que tomó parte Zorch.
Mientras vivían en Churt, Howard Scarr decidió adoptar el extraño nombre de Gwyo Zepix. La curiosa historia de este repentino cambio tuvo lugar una mañana, cuando abrió el buzón y encontró una carta con el código postal GU10 2PX. Como Scarr era el único que estaba levantado y como no sabía de ningún hippie de los que vivían en la comuna tuviera el nombre de GWyO ZePiX, decidió en adelante asumir esa personalidad.

En ese bucólico ambiente rural, Zorch creció como colectivo, emulando a sus ídolos, Gong. Allí desarrollaron un primitivo espectáculo visual y su propio sistema de amplificación. Todos vivían, investigaban y ensayaban en el mismo espacio. Musicalmente, comenzaron a desarrollar un concepto experimental basado en los sintetizadores, en el que había lugar para los sonidos ambientales, la psicodelia y sobre todo los patrones secuenciales. 

Con estas premisas en mente grabaron su primera maqueta en directo al aire libre, que enviaron a las principales compañías discográficas con una carta de presentación manuscrita. Todas las respuestas, cuando recibieron alguna, fueron negativas y poco alentadoras, a excepción de una carta remitida por Richard Williams A&R del sello Island en la que muy amablemente les respondió: "la música electrónica no ha alcanzado todavía la mayoría de edad y la única banda que lo ha conseguido son los estadounidenses Tonto's Expanding Head Band". Un tiempo después enviaron su segunda demo realizada con el auxilio de grabadoras de bobina abierta Revox, que obtuvo la misma respuesta negativa de la industria.

Una hipnótica experiencia multimedia en directo

Durante su breve trayectoria, Zorch se hizo un nombre tomando parte en varios de los primeros festivales de música gratuitos al aire libre que se celebraron en el Reino Unido. Un concierto típico de Zorch solía comenzar pasada la medianoche y se prolongaba hasta las primeras luces del alba. Los testimonios de los asistentes a estos eventos recuerdan que Zorch tocaba de modo ininterrumpido durante toda la noche, al menos durante cinco horas, un repertorio compuesto de improvisaciones electrónicas. En la mayor parte de los casos, los hipnóticos sonidos y el  bombardeo lumínico unidos a los efectos de diversas sustancias psicotrópicas tanto en los músicos como en la audiencia, crearon la leyenda.

Poster anunciatorio de la primera edición del festival de Stonehenge en 1974 en el que actuó Zorch
Cartel del festival gratuito de Stonehenge en 1974.
Foto: UK Rock Festivals.
A pesar de sus infructuosos esfuerzos de atraer la atención de la industria discográfica, los integrantes de Zorch no se amilanaron, y como conocían a Wally Hope, co-fundador y organizador del festival de Windsor y estaba preparando un evento similar en Stonehenge, la banda metió su equipo en una vieja furgoneta y se dirigieron al famoso monumento megalítico, en el que estaba previsto un festival  que coincidiera con el solsticio de verano, el 20 de junio de 1974. 

El minúsculo escenario en el que actuó Zorch estaba a menos de 200 metros al oeste del complejo prehistórico. A pesar de la campaña en forma de panfletos y la promoción que llevó a cabo la emisora pirata Radio Caroline, el concierto no fue demasiado multitudinario, reuniendo a un total aproximado de 500 personas. El primer día tocó la banda al completo, y el segundo día Basil Brooks hizo lo propio en solitario, porque hay que aclarar que Zorch fue el único grupo que participó en el evento, un show por otra parte, que se vio lastrado por un sistema de amplificación bastante deficiente. Ya en este primer concierto, Zorch tocaron desde la medianoche hasta el alba del día siguiente, algo que se convertiría en una de las señas de identidad de la banda. 


El equipamiento básico en concierto de Zorch consistía en tres sintetizadores EMS Synthi A, dos EMS KS Sequencer Keyboard, un teclado EMS DK2, una unidad de efectos EMS Synthi Hi-Fli, y un EMS Phase Frequency Shifter. A todo esto había que añadir una grabadora Sony de bobina abierta para los efectos de eco. A lo largo de toda su trayectoria mantendrían prácticamente inalterado el mismo equipo.

La siguiente actuación fue en el histórico Windsor Free Festival, el 29 de agosto de 1974, en el Windsor Great Park en el condado de Berkshire y a escasos metros del Castillo de Windsor, una de las residencias oficiales de la Familia Real británica. En dicha zona habían acampado de modo espontáneo alrededor de 2.000 personas.

Para desplazarse a este festival, Zorch usó la misma destartalada furgoneta en la que a duras penas cabía todo el grupo y el equipo. Este festival, a diferencia del de Stonehenge dos meses antes, tenía una mejor organización a cargo de Simon Renshaw y contaba con unas 85 bandas participantes repartidas en varios escenarios distintos. El responsable del sistema de amplificación del festival era Tony Andrews, que llevaba acabo sus propios experimentos con el objetivo de desarrollar el sistema de sonido más pequeño, potente y preciso jamás inventado. Sus sistemas de PA le proporcionaron a Andrews una creciente reputación en el circuito de festivales que llega hasta nuestros días. Por su parte, John Andrews (sin relación con el anterior), era el encargado del diseño del show de luces con su sistema de proyecciones Acidica.

El miembro de Zorch responsable del espectáculo de luces, John Andrews
John Andrews, el responsable del espectáculo 
visual de Zorch con su sistema Acidica.
Foto: UK Rock Festivals.
Cuenta la leyenda que el show de luces Acidica fue concebido por John Andrews gracias a la inestimable ayuda del LSD, las anfetaminas y la marihuana, de ahí su denominación. También se dice que aquellos que vieron los conciertos de Zorch, MC5 o Pink Fairies, seguían teniendo extrañas visiones alucinatorias hasta varios días después de los mismos. En cualquier caso, lo único seguro es que Andrews se inspiró en los espectáculos de luz líquida de artistas de la Costa Oeste de Estados Unidos como Glenn McKay para grupos como Jefferson Airplane. El show implicaba a cinco técnicos que controlaban unos 30 proyectores que realizaban un despliegue de 5.000 imágenes con bucles y efectos especiales, apoyados por proyecciones líquidas que provocaban en la audiencia un auténtico impacto visual.

Zorch, que actuó en el escenario 'Virgin' comenzó su concierto pasada la medianoche, momento en el que sólo había unos pocos hippies prestando atención al escenario. Tras seis horas, Zorch terminaba su concierto cuando por el este aparecían los primeros rayos de luz de la mañana. En ese momento se produjo un asalto policial que se saldó con 220 detenidos y 50 personas heridas, 22 de ellas policías, dando por concluido el festival y siendo desmantelado todo el montaje, cuando todavía quedaba una noche más de música por delante. Este suceso fue recogido con profusión en los medios de comunicación de la época. Las autoridades prohibieron la celebración de más ediciones de este festival.

Tony Andrews, el encargado de los sistemas de PA de Zorch
Tony Andrews, responsable del sistema de amplificación.
Al margen del concierto, según los testigos el mejor del grupo hasta la fecha, el colectivo estableció una serie de provechosas amistades. Simon Renshaw se hizo cargo temporalmente del 'management' del grupo, Tony Andrews se encargaría en adelante del sistema de amplificación y John Andrews de la iluminación y el espectáculo visual. La novia de Tony Andrews, Silver asumió el papel de bailarina en directo. Como John Andrews y el norteamericano Carey Bailey trabajaban en el mismo campo y el trabajo de Andrews era infinitamente más profesional que el del estadounidense, provocaron que éste último abandonara el colectivo. Andrews, a la sazón considerado por el resto como un 'light synthesist', había encontrado en la música de Zorch y en su concepto del espectáculo visual el vehículo perfecto para explotar las posibilidades de su sistema Acidica y darlo a conocer. Todos se dieron cuenta de que la música electrónica psicodélica de Zorch y las imágenes generadas por Andrews y su equipo encajaban como un guante.

La música de Zorch en directo era ciertamente impactante y su show visual era decididamente extravagante para los estándares de la época. Entre su repertorio incluían temas con títulos como "Nice Bananas Nasty Bananas" o "All Bran Barn Flan" que denotaban un marcado humorismo. Asimismo, el grupo solía aparecer en el escenario con receptores de televisión en sus cabezas como si fueran máscaras, todo ello aderezado por música improvisada sustentada en potentes patrones de bajo secuenciado y con melodías hipnóticas que anticiparon en casi dos décadas el futuro sonido 'trance'. La idea de Zorch era crear un experiencia audiovisual completa en la que todos los recursos musicales y escénicos constituyeran un todo.

Zorch tocaron como teloneros de The Groundhogs en el Liverpool Stadium
Diferentes momentos del concierto de Zorch en el Liverpool Stadium.
Foto: Liverpool Stadium. The Rock Years
Durante un corto período de tiempo el departamento de eventos del sello Virgin ejerció como representante de Zorch consiguiéndoles un concierto en el Liverpool Stadium (no confundir con Anfield, el estadio del Liverpool F.C.), como teloneros de la banda de blues-rock The Groundhogs. El concierto, celebrado el 21 de septiembre de 1974 fue probablemente uno de los más accidentados para el grupo, con una audiencia totalmente contraria a la música que interpretaban Brooks, Zepix y compañía, mientras les gritaban airadamente que interpretaran "música de verdad". La propuesta musical del colectivo era tan avanzada para la época que no todos manifestaban el mismo entusiasmo por su música.

Durante la Pascua de 1975, Zorch tocó su último concierto como cuarteto en la ciudad de Horsham. Tras este concierto Neil Thorpe dejó el grupo y se fue a vivir experiencias místicas a India, seguido poco después por el guitarrista Geoff Coombs (Glyph Owenson). Así las cosas, el grupo volvió a su núcleo principal formado por Brooks y Scarr, más la aportación de Tony y John Andrews en los apartados sonoro y luminotécnico.

Aunque el interés por el grupo estaba creciendo entre el público (incluyendo un artículo de una página en la revista Let It Rock titulado 'Zorch light up'), la banda sólo estaba capacitada para realizar un concierto por semana. Por lo visto era muy costoso trasladar todo el equipo y todavía no eran lo suficientemente conocidos como para pedir más de 100 libras por concierto (unos 650 euros al cambio actual).


Poster anunciatorio de la segunda edición del festival gratuito de Stonehenge al que acudió Zorch
Cartel del festival de Stonehenge de 1975.
Foto: UK Rock Festivals


La segunda edición del Stonehenge Free Festival en 1975 congregó a unos 3.000 asistentes en la misma localización que el año anterior, desde el 19 de junio, aunque en esta ocasión tomaron parte varias decenas de bandas. Testigos del evento relataron un fantástico espectáculo de luz y sonido de Zorch sobre la llanura de Salisbury la noche anterior al solsticio de verano. No obstante, tras una hora de actuación, saltó inesperadamente un fusible del show luminotécnico, momento en el que alguien aprovechó para desconectar el cable de alimentación principal. Algunas fuentes se refirieron a este suceso como un sabotaje llevado a cabo por integrantes del público que desaprobaban la música el grupo. Los problemas técnicos ocasionados en los instrumentos electrónicos les obligaron finalmente a suspender el concierto.

Ese mismo año, Zorch tomó parte en el festival de Meigan Fayre, que congregó a unas 8.000 personas en una llanura elevada de Pembrokeshire, en el oeste de Gales, entre el 25 y el 27 de agosto de 1975, para disfrutar de unas 25 bandas invitadas. Una de ellas era una versión descafeinada de Gong, sin Daevid Allen ni Tim Blake, que habían abandonado la formación a principios de ese año, pasándola a liderar Steve Hillage. Así y todo Scarr y Brooks entablaron una buena relación con el grupo, con el que Gwyo Zepix tocó en una 'jam session', en la que sin embargo Basil Brooks no pudo participar debido a los efectos alucinógenos producidos por el consumo de LSD.

Sin solución de continuidad, el siguiente hito en la trayectoria de Zorch fue su presencia en el festival gratuito de Watchfield, sustituto del accidentado Windsor Free Festival del año anterior, y que tuvo lugar en un viejo aeródromo de la RAF en el condado de Berkshire entre el 23 y el 31 de agosto de 1975. En esta ocasión, el evento tampoco tuvo un saldo positivo para Zorch. Iniciaron el concierto con el lanzamiento de una bengala sobre la multitud, pero cuando todavía se encontraban en la primera parte del mismo, comenzó un fuerte chaparrón que deslució totalmente su espectáculo y les obligó a cancelar la actuación.

No obstante, Zorch supo transformar ese inconveniente en su beneficio. El grupo aprovechó la ausencia de Peter Zinovieff, que estaba de vacaciones en Escocia, para utilizar el EMS Studio en Putney (Londres), y grabar en el plazo de una semana un álbum con el mastodóntico sintetizador EMS Synthi 100, a la vez que un cortometraje con el auxilio del EMS Spectron/Spectre Video Synthesizer para el tema "Mother Earth", constituyendo el único álbum completo grabado en dicho estudio, por aquel entonces el más avanzado del mundo.


El fruto de esos siete días de grabaciones, se plasmaría en su álbum Ouroboros, que volvieron a enviarlo con gran ilusión, tras la fallida maqueta de 1974, a todas las compañías discográficas, si bien las altas expectativas que tenían depositadas en este trabajo se desvanecieron por completo cuando ningún sello mostró el más mínimo interés por su música. 

Desgraciadamente, el álbum Ouroboros, aunque grabado en el verano de 1975, no sería editado hasta 25 años después, en 2000 como un disco compacto autoeditado y comercializado a través de la página oficial del grupo Gong. Este pequeño trozo de historia de la música electrónica británica se encuentra actualmente agotado y la única forma de conseguirlo es en formato CDR contactando directamente con Basil Brooks.

La singular portada del álbum de 1975 Ouroboros del grupo Zorch
Portada de Ouroboros, álbum de Zorch
grabado en el EMS Studio en 1975.
Ouroboros muestra la diversidad de senderos dentro de la electrónica en los que experimentaba Zorch. Mientras el primer tema "Mother Earth" es similar en espíritu y en materialización, aunque en un tono abiertamente psicodélico, a lo que estaban desarrollando por entonces grupos alemanes como Tangerine Dream o Ash Ra Tempel, con la segunda pieza, "Electro Flow", nos sumergimos en un sonido de inspiración techno que encajaría en el Autobahn (1974), de Kraftwerk. El último tema, la extensa mini-suite "Return Of The Elohim", dividida en cuatro partes, es un muestrario que se mueve entre el pulso secuencial constante y acelerado de la primera parte, el apacible ambiente lisérgico de la segunda y la apocalíptica visión sonora de la tercera, para concluir con un mantra electrónico en su último fragmento.

Ante la imposibilidad de editar Ouroboros, la falta de ofertas de conciertos y el mínimo impacto que tenía su música más allá del circuito alternativo, los miembros de Zorch se fueron desilusionando con el proyecto. Una actuación proyectada junto a Steve Hillage en el barrio de Kingston para un acto benéfico fue prohibida por el ayuntamiento por un motivo tan absurdo como el hecho de no permitirse un show de luz un domingo, aunque lo más probable es que las autoridades quisieran evitar concentraciones espontáneas de cientos de hippies en plena ciudad.

El último concierto del dúo formado por Howard Scarr y Basil Brooks tuvo lugar en la University Of Sussex a principios de 1976. Nadie, ni incluso el propio grupo sabía que ése sería su último concierto, no obstante, aunque según testigos, se trató de un buen espectáculo, todavía con la aportación de Tony y John Andrews, sólo fue una sombra de lo que había ofrecido el grupo unos años antes sobre los escenarios de los primeros festivales gratuitos al aire libre. En la primavera de 1976, Zorch se disolvía oficialmente.

 
Zorch después de Zorch

Tras el concierto en la University Of Sussex, Tony Andrews sería el primero en abandonar la formación. El proyecto de Zorch estaba finiquitado y el imaginativo artista sonoro buscaba metas más ambiciosas profesionalmente. El primero en ver el potencial de su trabajo fue Steve Hillage, que se convertiría en el primer artista en utilizar en exclusiva en sus giras los diseños de Andrews, tanto los sistemas PA como los monitores de escenario.

En 1977 Andrews fundó Turbosound, una empresa para dar rienda suelta a su talento para la sonorización, junto a John Newsham el ingeniero de sonido de Steve Hillage. Entre 1977 y 1992, Turbosound se convirtió en una de las firmas de sonorización profesional más importantes del mundo. Tras la compra de la empresa en 1992 por parte de AKG, Andrews y Newsham fundaron Funktion One, donde continúan produciendo los que son, según muchos, los mejores sistemas de sonido que existen.

Por su parte John Andrews tras la disolución de Zorch continuó perfeccionando su sistema Acidica hasta 1979, al que le incorporó también láseres entre otras mejoras técnicas y fue utilizado entre otros artistas por Tim Blake. Posteriormente desarrolló dispositivos que ofrecían efectos visuales específicos que vendió a compañías como Optikinetics. Actualmente Andrews continúa vinculado a la industria de los espectáculos visuales como consultor y diseñador.

El primer concierto de la Steve Hillage Band con Basil Brooks en sus filas
Basil Brooks en el debut en directo de la Steve Hillage Band en el 
concierto gratuito de Hyde Park el 18 de septiembre de 1976.
Tras la desbandada general de Zorch, Basil Brooks sería el que continuaría más vinculado a la escena musical y de festivales de entonces. Steve Hillage le invitó a formar parte como sintesista en la recién creada Steve Hillage Band, que el guitarrista creó tras abandonar Gong. Con ellos realizaría giras por Europa y Estados Unidos apareciendo en el directo Live Herald (1979), aunque no participaría en ningún álbum de estudio. También tomó parte en la gira británica del proyecto Crystal Machine de Tim Blake y Patrice Warrener a principios de 1977. 

En 1980 Brooks creó los efectos sonoros en directo para la versión teatral de The Hitchhiker's Guide To The Galaxy (La guía del autoestopista galáctico de Douglas Adams), representada en el Roundhouse de Londres. Durante los años 80 y 90 permaneció alejado de la música centrándose en su profesión como analista/programador, que viene desempeñando desde 1983, y que derivó hacia la programación y diseño web hacia el año 2000. Un año antes, fue el productor del álbum de Jeza Wined Up (1999), y desde entonces ha colaborado en varios álbumes y directos de Gong y Kangaroo Moon.

Por su parte Howard Scarr tras la experiencia de Zorch fue teclista del grupo de jazz-rock de Bristol Skywhale. En 1979 cambió su residencia por la ciudad alemana de Frankfurt donde reside actualmente. Desde los años 90, Scarr ha tocado con varias bandas locales de su ciudad de adopción a la vez que iba ganando fama y reconocimiento como diseñador sonoro para diferentes firmas de instrumentos electrónicos. Su trabajo puede ser rastreado en las librerías de sonidos de sintetizadores como el John Bowen Solaris, Access Virus, Waldorf Q, Roland V-Synth, o 'workstations' como el Roland Fantom. Con la creciente popularización de los sintetizadores por software, ha programado librerías de sonido para instrumentos virtuales de firmas como Spectrasonics, Steinberg, GForce o Native Instruments, en esta última para los sintes Reaktor, Absynth 2 y FM7.

Hans Zimmer y Gwyo Zepix trabajando en 2008
Hans Zimmer y Howard Scarr en 2008.
Durante el año 2000 y parte de 2001 Scarr participó en varias giras del grupo Gong por Europa, Estados Unidos y Japón. En 2004 se unió al grupo de rock progresivo de Frankfurt Ayefore con el que ha grabado su primer álbum Smoking Gum Evidence (2008), y a los que ha acompañado en directo.
 
Scarr actualmente colabora con la productora Remote Control Productions (anteriormente conocida como Media Ventures), del compositor de bandas sonoras Hans Zimmer, para el que ha creado más de 250 sonidos con el exitoso sintetizador por sofware u-he Zebra2, para largometrajes como The Dark Knight (Christopher Nolan, 2008), Transformers -Revenge Of The Fallen- (Michael Bay, 2009), Angels and Demons (Ron Howard, 2009), o Inception (Christopher Nolan, 2010).

Una reunión de viejos amigos

En el año 2000 Howard Scarr y su antiguo socio Basil Brooks se reunieron de nuevo tras casi 25 años desde su última actuación como Zorch. Aunque el grupo no existe en la misma forma que en otro tiempo, Basil y Howard decidieron resucitar el proyecto de música electrónica de su juventud para ocasiones singulares, especialmente cuando la complicada agenda de Scarr se lo permite.

Ese mismo año 2000, el 1 de julio actuaron en la sala londinense The Garage con Daevid Allen a la guitarra. Posteriormente, el 20 de noviembre fueron teloneros de Gong en el Hackney Empire londinense y el 1 de diciembre hicieron lo propio en el West End Centre de Aldershot. 

El álbum de Zorch Glastonbury Live de 2001
Portada del álbum en directo de
Zorch, Glastonbury Live (2001).
El 12 de mayo de 2001 tocaron en las Assembly Rooms del festival de Glastonbury, cuyos momentos más destacados quedaron registrados en los ocho temas que componen el álbum Glastonbury Live, grabado por Graham Hinton y editado ese mismo año como CDR, con una portada diseñada por el propio Basil Brooks.

El álbum, de 51 minutos de duración incluye reelaboraciones de música de la primera encarnación de la banda, como el tema "Adrenalin", así como música totalmente nueva. Asimismo, este trabajo en vivo cuenta con la colaboración de la thereminista británica Susi O'Neill, más conocida por su nombre artístico de Hypnotique. El 31 de mayo de 2002, Basil Brooks y Gwyo Zepix volvieron a repetir actuación en las Assembly Rooms del festival de Glastonbury.

Zorch durante su concierto en la Gong Family Unconventional de Amsterdam en 2006
Gwyo Zepix en 2006 en la Gong Family 
Unconvention de Amsterdam.
Tras un lapso de cuatro años, sólo salpicado por algunas participaciones puntuales en conciertos de Gong, Brooks y Scarr volvieron a repetir como Zorch con un concierto el 26 de octubre de 2006 en el  pub The Fawcett Inn de Southsea y también el 4 de noviembre en el marco de la Gong Family Unconvention celebrada en el centro cultural Melkweg de Amsterdam, una convención de tres días en la que participaron la mayor parte de los músicos que pasaron por la mítica banda franco-británica, así como toda una serie de herederos de su sonido como Eat Static, System 7, Here&Now, Steve Hillage Band o Tim Blake y Jean-Philippe Rykiel entre otros.

Desde 2006 Zorch no se han vuelto a reunir, aunque como es un grupo totalmente abierto, es probable que tarde o temprano esos dos viejos amigos, Howard y Basil, vuelvan a pisar los escenarios.

Zorch en retrospectiva

Aunque algunos han emparentado a Zorch con Tonto's Expanding Head Band, quizá por el simple hecho de ser una de las primeras bandas completamente basadas en la música electrónica, lo cierto es que Zorch fue heredero en versión electrónica de grupos de 'space rock' como Gong y Hawkwind. Toda esa escuela de psicodelia británica, que Zorch asimiló, recicló y derivó hacia su vertiente más electrónica, fue también reinterpretada por Steve Hillage Band y más tarde por System 7, sin olvidarnos de la influencia de Tim Blake, cuyos espectáculos y sus dos primeros álbumes guardan una estrecha relación con lo que hizo Zorch.

No hay que olvidar tampoco a otros proyectos marcadamente electrónicos como Eat Static surgidos de otros herederos del 'space rock' de Gong como son Ozric Tentacles, o los álbumes en solitario de Harvey Bainbridge, el teclista de Hawkwind. Incluso grupos encuadrados dentro del 'techno ambient' más lisérgico como The Orb o Banco de Gaia, también se podrían enumerar como continuadores de ese legado hippie psicodélico del que formó parte Zorch.


Ciertamente, Zorch fue una banda con un nefasto plan de márketing, si es que alguna vez lo tuvieron y también hay que decirlo, con escasa fortuna. Aunque su intención probablemente era darse a conocer con sus directos, apenas recibían ingresos por los conciertos gratuitos y benéficos en los que tomaban parte. Dada su infraestructura y la falta de un 'management' profesional, Zorch nunca estuvieron capacitados para ofrecer una gira de conciertos, con lo que el público no tenía la percepción de estar ante un proyecto consolidado, sino ante un grupo eventual. Toda su estrategia se sustentaba en publicar un álbum, cosa que de haberse producido, quizá les hubiera permitido tener una trayectoria más dilatada contando con el apoyo financiero de un sello discográfico para desarrollar su obra.

Es contradictorio observar que cuando Zorch estaba en uno de sus momentos más álgidos, y ya había grabado y enviado sus primeras maquetas a las más importantes discográficas del país, los alemanes Tangerine Dream de la mano del sello Virgin Records estaban cosechando un gran éxito en el Reino Unido con Phaedra (1974), y Rubycon (1975), que alcanzaron los puestos 15 y 10 respectivamente de la lista de ventas británica. Sin embargo la discográfica de Richard Branson jamás mostró interés por Zorch, a pesar de tener unas características musicales muy similares a las del trío liderado por Edgar Froese.
 

Desgraciadamente, la apuesta musical pionera de Zorch se perdió sin apenas dejar rastro en la historia del sonido electrónico británico.


Basil Brooks y Howard Scar (Gwyo Zepix), en directo como Zorch en los años 70

2 comentarios:

  1. El appelido de Carey (el americano) estaba Bailey

    La historia del nombre Gwyo Zepix no esta completamente verdadero. La verdad Es que yo (hermana de Howie) Dicho que el codigo postal parecia como nombre de un 'Pothead Pixie' como los del grupo Gong. Entonces Howie cogido este nombre.
    Pero la historia tuya esta mas chistoso...Y lo prefiero:D
    Bien escrito y completo

    ResponderEliminar
  2. Hola Angie

    Gracias por apuntarme lo del apellido de Carey (Bailey), lo he añadido. Por lo que me cuentas entiendo que el nombre Gwyo Zepix parecía el nombre de un "duende" ¿no? Si me lo confirmas lo cambiaré. De todos modos, me alegro de que te haya gustado la biografía de Zorch.

    Un saludo

    Pablo

    ResponderEliminar