viernes, 8 de julio de 2011

Richard Pinhas. Chronolyse

Portada del álbum de Richard Pinhas Chronolyse obra de Patrick Jelin
Chronolyse (1976/78), de Richard Pinhas.
A comienzos de 1976, en el momento de comenzar a grabar su primer álbum en solitario, el joven músico parisino Richard Pinhas de apenas 25 años de edad, ya era una figura clave de la emergente escena de la música electrónica y el rock experimental francés con un importante bagaje a sus espaldas.

Tras una adolescencia marcada por su devoción por Jimi Hendrix, que le condujo inexorablemente a iniciarse en la práctica de la guitarra eléctrica, la carrera musical de Pinhas se inició en 1968 como miembro fundador y guitarrista de Blues Convention, conjunto influido por el blues británico, en el que participaría junto al cantante Klaus Blasquiz (más adelante en el grupo Magma), y que abandonarían al unísono ese mismo año para formar el proyecto de rock Stuff, una formación que se disolvería en 1969 al cabo de unos pocos meses de andadura.

En 1972, mientras estudiaba filosofía en la Sorbona, Pinhas funda el grupo Schizo, que publicaría dos singles; el primero "Schizo and the Little Girl" dentro del rock psicodélico estaba autoproducido, mientras que el segundo de ellos, "Le Voyageur", era un recitado de textos de Nietzsche realizado por uno de sus profesores en la universidad, el célebre filósofo postestructuralista Gilles Deleuze, que inspiraría al joven músico con su concepto del esquizoanálisis y marcaría profundamente gran parte de su obra. Este single sería editado bajo el sello independiente Disjuncta, fundado ese mismo año por Pinhas junto a Alain Renaud, guitarrista del grupo Triangle, ante la ineptitud de las compañías discográficas francesas, incapaces de comprender su propuesta musical en el contexto de su época.

Disjuncta, que pasa por ser el primer sello independiente surgido en Francia, sería el responsable de lanzar algunos proyectos discográficos dentro del sonido Zeuhl como el del grupo Zao, también el 'free-jazz' de los alemanes Exmagma, además del primer trabajo en solitario de Renaud, pero sobre todo será el artífice de poner en el mapa de la música francesa a Heldon, el siguiente proyecto musical surgido de la mente de Richard Pinhas y creado en 1973.

Al año siguiente, Pinhas obtiene el doctorado en filosofía con una tesis sobre la relación entre el inconsciente y la ciencia ficción. Llevaba ya unos meses dando clases en la facultad de filosofía cuando decide dejarlo todo para volcarse en su nuevo proyecto musical. La casualidad en estos casos no existe, y el músico toma prestado el nombre de la tierra mítica de Heldon que aparece en la novela de ciencia ficción The Iron Dream (El sueño de hierro, 1972), del escritor estadounidense Norman Spinrad. La filosofía y la relación de Pinhas con el género literario de la ficción científica será inherente a toda su trayectoria. 

Richard Pinhas en su estudio privado con el Moog 3P en la contraportada de la edición en CD del álbum de Heldon Agneta Nilsson por parte del sello Cuneiform
Richard Pinhas en el Schizo Studio, tal y como
aparece en la reedición del álbum de Heldon  
Agneta Nilsson (1976), por parte de Cuneiform.
La vocación electrónica del grupo Heldon establecerá una nueva frontera para el rock experimental con los tres álbumes que publicará en Disjuncta Records entre 1974 y 1976. Électronique Guérilla (1974), Allez-Téia (1975), y It's Always Rock'n'Roll (1975), en los que se hacía un uso innovador del Mellotron y de los sintetizadores ARP 2600, EMS Synthi AKS y VCS3, dentro del marco de la instrumentación habitual del rock siguiendo un estilo inspirado en los británicos King Crimson, aunque con mayor presencia de la electrónica.

No obstante, el éxito de Disjuncta con esos primeros trabajos de Heldon supera las expectativas más optimistas de Pinhas y Renaud, que no pueden dedicarle todo su esfuerzo al sello. Así en 1975 tras la publicación de It's Always Rock'n'Roll Richard Pinhas decide vender Disjuncta (que cambiará su nombre por el de Urus Records), con la única exigencia a los sorprendidos compradores, de que como pago le proporcionaran el dinero para adquirir un sistema modular Moog, cuyo precio no estaba al alcance de sus posibilidades económicas.

Entre finales de 1975 y comienzo de 1976 Pinhas localizó en Londres un Moog 3P y el secuenciador Moog Complement Sequencer B de segunda mano. La anécdota es que el sistema modular en cuestión lo vendía el equipo de ingenieros que trabajaban con Paul McCartney, que lo había adquirido unos años atrás atraído por la novedad y el uso que The Beatles le había dado en el álbum Abbey Road (1969).

El primer y último LP de Heldon aparecido en Urus Records será Agneta Nilsson (1976), nombre de la por entonces pareja sentimental de Pinhas, aunque en el disco no introducirá todavía el sintetizador Moog, manteniendo un esquema instrumental en materia de electrónica similar a los álbumes previos del grupo.

En enero de 1976, nada más terminar el álbum con su banda, y con el nuevo sintetizador recién comprado, Richard Pinhas se embarcaría en sus primeros experimentos serios en solitario con el Moog 3P que se prolongarían hasta junio del mismo año consiguiendo grabar un álbum completo, que coincidiría temporalmente con las sesiones de Un rêve sans conséquence spéciale (1976). Este quinto álbum de Heldon y el primero aparecido en el sello independiente de rock progresivo Cobra, ya ponía de relieve un uso generalizado del sintetizador modular.

Sin embargo, el primer álbum oficial en solitario de Richard Pinhas, no estaría integrado por las primeras piezas experimentales que había compuesto y grabado con su nuevo equipo en la primera mitad de 1976, sino por otras más evolucionadas recogidas bajo el nombre de Rhizosphère, registradas a finales de ese mismo año y publicadas en junio de 1977, de nuevo por la discográfica Cobra, que el mismo año editaría también Interface, el sexto álbum de Heldon.

Tras varios meses involucrado en otros proyectos, como la versión del single "Telstar" de The Tornados firmado por Pinhas bajo el alias de T.H.X., así como su participación junto al batería François Auger en el LP Adonia (1978), de OSE, y mientras Heldon graba su siguiente álbum durante 1978, el músico decide que es el momento de cambiar de sello discográfico por el más relevante EGG, subsidiario de Barclay, y especializado en la música electrónica, el progresivo y el jazz-rock. No obstante, para cerrar su contrato con Cobra, todavía deben entregar un álbum más. Sin más material que el que están grabando en vistas de publicar con el nuevo sello, Pinhas recurrirá a las grabaciones que había realizado dos años antes y que hasta ese momento no habían visto la luz.

El nombre que recibirían esas grabaciones sería el de Chronolyse, y era de facto el primer LP de Richard Pinhas en solitario. El álbum fue grabado en el estudio de Heldon y el Studio Davout de París entre enero y junio de 1976, aunque no aparecería publicado por el sello Cobra hasta finales de 1978. Básicamente se trataba de un álbum grabado en su integridad en el 'home studio' del artista con el auxilio de la grabadora de bobina abierta Revox A77 y al que finalmente se le añadieron ciertos refinamientos técnicos en un estudio profesional como Davout además de las mezclas finales en el estudio Aquarium.

Durante la época de la grabación de Chronolyse y el álbum de Heldon Un rêve sans conséquence spéciale y gracias a su amistad con Yves Chamberland, ingeniero de sonido, productor y propietario del Studio Davout, Pinhas disfrutaría hasta 1981 de un período de cinco años en el que tuvo a su disposición la sala de grabación dedicada a la música electrónica dentro los reconvertidos locales del antiguo cine Le Davout. Pinhas instaló allí su equipo de sintetizadores para uso del propio estudio y a cambio se le ofrecía la posibilidad de disponer del mismo cuando lo necesitara. Aunque durante esa etapa también participaría como músico de sesión en algunos proyectos ajenos dentro del estudio, por lo general trabajaría con Heldon y sobre todo en su proyecto musical en solitario.

Desde el punto de vista conceptual, Chronolyse tiene dos fuentes de inspiración evidentes. Por un lado la novela Le temps incertain (El tiempo incierto, 1973), de Michel Jeury, de donde Pinhas extrae el nombre del LP; 'chronolyse' ("cronólisis" en la versión española), es una técnica que permite viajar a través del tiempo mediante drogas que alteran la percepción del individuo y que conduce a bucles temporales y realidades alternativas. De hecho Jeury en su obra utiliza con frecuencia el recurso de las secuencias repetitivas, que tendrían un claro paralelismo musical en la cara A del álbum de Pinhas.

Por otra parte y aunque temporalmente coincide, la realización de Chronolyse no tuvo nada que ver con el mastodóntico y descabellado proyecto cinematográfico de Dune impulsado por el polifacético Alejandro Jodorowsky en colaboración con Jean Giraud "Moebius" como director artístico y que jamás pasó de su etapa de preproducción. Pinhas siempre ha manifestado que creó Chronolyse como una obra totalmente independiente solamente inspirada por algunas imágenes sugeridas por la lectura de la novela Dune (1965), de Frank Herbert.

George Harrison, Mike Vickers, George Harrison y Paul McCartney en el estudio durante las sesiones de grabación del álbum Abbey Road en 1969 probando el Moog 3P
Paul McCartney en primer plano probando el Moog 3P durante las sesiones de 
grabación del álbum de The Beatles Abbey Road en 1969. Poco tiempo después 
el músico adquiriría su propia unidad que terminaría comprando de segunda mano 
Richard Pinhas en Londres a comienzos de 1976. Foto. TheBeatles.com
Entrando en el terreno musical, la cara A del LP original estaba compuesta por las siete partes de "Variation sur le theme de Bene Gesserit" y la pieza "Duncan Idaho". La primera es una suite compuesta a base de breves estudios secuenciales realizados en torno a patrones simples y repetitivos, con diferentes tempos, variaciones y superposiciones de motivos rítmicos, con una paleta sonora bastante homogénea, entre los que destaca especialmente la parte VII, que es sin duda la más compleja y la más desarrollada. Los distintos segmentos de esta suite fueron interpretados por Pinhas íntegramente en directo con el Moog modular IIIP, más la indispensable cabina adicional Moog Complement Sequencer B.

Aunque algunos citarían a Tangerine Dream o a Klaus Schulze como influencia para la suite "Variation sur le theme de Bene Gesserit", en la que sólo tal vez las partes cinco y siete se ajusten al estilo berlinés, lo cierto es que Pinhas se deja seducir más claramente por las propuestas minimalistas de los norteamericanos Philip Glass y en menor medida Terry Riley. En este caso los resultados del francés se aproximan a los obtenidos por el grupo estadounidense de electrónica minimalista Mother Mallard's Portable Masterpiece Co., del compositor David Borden tanto en su primer álbum homónimo de 1973, como en Like A Duck To Water (1976), lo cual no es de extrañar dado que utilizaban prácticamente los mismos sistemas modulares de Moog y también estaban influidos por Glass y Riley.

La siguiente pieza, "Duncan Idaho", toma su nombre de uno de los personajes más presentes en toda la saga Dune. En este caso se trata de una evolución de los postulados expresados en la suite de apertura, casi una continuación natural, con un cariz minimalista todavía más marcado si cabe, desarrollado en un tono algo más sereno.

La cara B del LP está compuesta íntegramente por un extenso tema de treinta minutos de duración: "Paul Atreides", en honor al mesías de Dune. Para esta pieza Pinhas utilizó el mismo método de trabajo que en las piezas de la cara A, es decir grabó la parte electrónica y las guitarras en solitario, aunque en este caso añadió después el bajo de Didier Batard y las percusiones de François Auger, pudiéndose considerar prácticamente una pieza de Heldon. Curiosamente Pinhas para este tema deja de lado el sintetizador Moog y se encarga de su inseparable Gibson Les Paul de 1954, del Mellotron M400 y utiliza con profusión el ARP 2600.

Desde un punto de vista musical "Paul Atreides" se puede dividir en tres partes bien diferenciadas. Se inicia con sonidos cósmicos generados con el ARP 2600, sobre los que se van incorporando sucesivamente los punteos de Pinhas mediante áridas líneas melódicas en la onda de uno de sus ídolos de siempre, el guitarrista Robert Fripp recreando su particular técnica de los 'frippertronics', aunque con un estilo tal vez más sucio. Al conjunto se unen las hipnóticas percusiones de Auger y el lento latido del bajo de Batard, además de las cuerdas de Mellotron, dando como resultado un bloque sonoro muy homogéneo en donde las guitarras distorsionadas y el 'feedback' van configurando un tema con un cariz más cercano al rock progresivo.

Richard Pinhas en 1976.
Por último, paulatinamente se van a atenuando los sonidos guitarrísticos hasta desaparecer por completo, haciéndose más notable la presencia del Mellotron, en especial sus sonidos de cuerdas y cello, y el regreso de los sonidos cósmicos del ARP 2600. Se crea un clima de calma, casi un mantra electrónico, no muy diferente a experimentos sonoros similares llevados a cabo por Zanov en su primer álbum Green Ray (1976), que presiden los últimos diez minutos de la suite, concluyendo con un final de torbellinos y efectos electrónicos totalmente cósmico, que ponen fin al viaje de 52 minutos por el que nos ha llevado el músico francés.

Habida cuenta que Pinhas era devoto no sólo de Spinrad, Jeury o Herbert, sino también de Philip K. Dick, al que le había dedicado el tema "Doctor Bloodmoney" del álbum It's Always Rock'n'Roll (1975), de Heldon, y años más tarde trabajaría muy estrechamente con el escritor Maurice Dantec, no resulta extraño que Chronolyse estuviera "dedicado a todos los 'freaks' de la ciencia ficción".

Es interesante referirse también a la fascinación que ejerció Dune en diversos músicos contemporáneos de Pinhas que publicaron sendos álbumes inspirados en la novela de Herbert. El ejemplo más conocido lo tenemos con el impresionante tema "Dune" de la primera cara del LP homónimo de 1979, obra de Klaus Schulze, así como el excelente homenaje previo que realizó el músico alemán a la figura de "Frank Herbert" en el doble álbum X (1978). Sin embargo el proyecto Zed de Bernard Szajner con Visions Of Dune (1979), quizá sea el intento más completo realizado dentro del terreno de la música electrónica de ilustrar los mundos imaginados por Herbert en su obra.

Sin duda, Chronolyse es un álbum que debió de sonar algo arcaico cuando se publicó, en especial si tenemos en cuenta que se editó con posterioridad al más evolucionado Rhizosphère (1977). Mientras su primer álbum oficial en solitario alterna temas secuenciales más próximos a la tradición de la llamada Escuela de Berlín con otros más ambientales cercanos a los postulados de Brian Eno y Robert Fripp, Chronolyse todavía presenta toda la crudeza sonora y la improvisación propias de unos primeros pasos en una nueva dirección artística en la que los ensayos minimalistas comparten espacio con el rock experimental.

Chronolyse pone de relieve el emergente talento de una de las fuerzas vivas y mayores impulsores de la música electrónica francesa de los años 70, como es Richard Pinhas. Un "guerrillero electrónico" que siempre ha buscado el difícil camino de la experimentación y la innovación, moviéndose fuera del 'mainstream', siempre entre las barricadas de un circuito muy minoritario. Un gran desconocido para muchos pero a la postre una figura de culto de la escena 'underground' de la música electrónica a nivel mundial.

* Agradecimientos especiales a Mikael del foro Muff's Modules & More por señalarme un error respecto a la procedencia del Moog 3P de Pinhas, y al propio Richard Pinhas que muy amablamente resolvió nuestras dudas y nos confirmó el origen del instrumento.

9 comentarios:

  1. Gran disco este.

    A mí todo lo que ha hecho Pinhas me ha encantado, ya sea en solitario como en su proyecto Heldon, pero lo cierto es que la que para mí es su obra cumbre es Rhyzosphère.

    Gracias por tu enorme labor, amigo, lo que haces es gigantesco.

    Te admiro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Stahlfabrik

    Entiendo que te guste más Rhizosphère. Es un trabajo mucho más elaborado. Chronolyse tiene a su favor que es un documento de los primeros experimentos de Pinhas en solitario con el Moog y tal vez su valor sea más documental que artístico.

    No todo el mundo estaría de acuerdo con citar Rhizosphere, sin embargo. Iceland también me parece una gran obra, y el último álbum de Heldon en los 70 como es Stand By también es muy bueno, aunque a veces la frontera entre Heldon/Pinhas es inexistente. Pinhas también tiene trabajos irregulares como DWW o East/West. Después estuvo casi una década sin grabar durante los años 80 e incluso llegó a vender la mayor parte de sus sintetizadores para poder subsistir.

    Su obra de la última década es bastante menos accesible, a grandes rasgos más ruidista y exige una total inmersión, algo que todavía no he hecho, limitándome a escuchar algunos de los discos sin demasiado interés por mi parte. De todos modos, Pinhas es un "outsider", además de un personaje carismático, sumamente interesante y siempre hay que escuchar lo que está creando.

    Rescatar a Pinhas, Space Art, Vimal, etc., forma parte de mi cruzada personal para ir recuperando del olvido a algunos músicos que hicieron cosas interesantes, y sobre todo porque considero que la electrónica francesa de los 70 tiene algunas gemas que pasaron desapercibidas.

    En cualquier caso gracias por tus palabras respecto a este humilde blog y mi trabajo. Hago lo que me gusta y con apasionamiento. Lo mejor de todo es que todavía hay muchísimas historias que contar.

    Un abrazo

    Pablo/Audionaut

    ResponderEliminar
  3. Lo mejor de tu trabajo es precisamente eso: que lo haces abnegada y apasionadamente. Creo que es la única forma de llevar a cabo blogs como los nuestros.

    Espero poder seguir leyéndote durante muchos años.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu apoyo Stahlfabrik. También espero seguir escribiendo mucho tiempo, es una buena válvula de escape. Te doy la razón. Habida cuenta que no existe ni existirá nunca ningún blog comercial dedicado a la historia de la música electrónica, no hay otra salida que hacerlo por amor al arte y por nuestra cuenta.

    Cuando leo blogs comerciales de música en general notas enseguida que cualquier entrada está hecha en dos patadas, probablemente traducida de otro blog en inglés, en la mayoría de los casos son entradas anecdóticas y a lo sumo son meramente informativas. Algunas de las entradas más extensas que he hecho en Audionautas me han llevado tres semanas de trabajo y superan las quince páginas en word.

    En ese sentido voy adrede en contra de todas las normas de publicación de blogs en internet. Audionautas es otra cosa, pretende ser una fuente de información de primera mano, no un blog con tres párrafos de texto con las últimas noticias copiadas de quién sabe dónde, escritas de oído o en ocasiones medio inventadas. O lo que es lo mismo, voy en contra de la lacra de la superficialidad y la mala información que preside buena parte del periodismo online, algo que detesto. De ahí el enfoque histórico de Audionautas basado en abundante documentación y siempre que sea el caso contrastando fuentes pero a su vez escrito con un estilo más periodístico, sin que parezca una aburrida tesis doctoral.

    En fin, nos seguimos leyendo

    Un abrazo

    Pablo/Audionaut

    ResponderEliminar
  5. Hi,

    Are you really sure that the Moog used by Pinhas on Chronolyse was the same synth as used by The Beatles on Abbey Road? Where does this info comes from?

    I kind of doubt it given that George Harrison's family still has it at their home.

    regards,
    Mikael

    ResponderEliminar
  6. Hi Mikael

    Richard Pinhas himself has said so in several interviews during the 70s and 80s. I haven't found any prove, pro or con, to his statement. It is clear that his Moog IIIP is a second hand unit and maybe the seller told Pinhas that story, but I can't confirm it. But also I don't know if Harrison had a second Moog IIIP unit (specially during the controversial recording of Electronic Sound), that would be a possibility.

    During the process to document my text I didn't found too much information about The Beatles and their involvement with synthesizers, besides few clues here and there, and short articles about the Mellotron and the Moog IIIP used on Abbey Road.

    Anyway if you have reliable information about this issue I will gladly change my text.

    Best regards

    Pablo/Audionaut

    ResponderEliminar
  7. Hi again Mikael

    At the moment I haven't found the exact words that Richard Pinhas said refering to The Beatles (I'm almost sure that I read it somewhere), but I have found two McCartney references.

    In this French interview from 2011, Pinhas refers to his Moog as "le gros Moog de McCartney": http://gonzai.com/richard-pinhas-interview-a-la-recherche-du-temps-perdu/

    In this second French interview from 1994 Pinhas again refers to his Moog as "En 73, j'ai échangé le label que j'avais créé contre un Moog 3P d'occasion, qui était celui de McCartney". http://franck.ernould.perso.sfr.fr/pinhas.html

    Anyway I'm a little confused about all that. Maybe I wrongly assumed that The Beatles were the owners of that Moog 3P because I didn't found any prove or reference that Paul McCartney had used that modular with his band Wings or at his home studio. So maybe that led me to think about The Beatles.

    Also It's important to remember that Pinhas sold all his synthesizer equipment in mid eighties due to financial problems.

    On the other hand I'm trying to contact Pinhas by email to solve this enigma and if necessary to fix my article.

    Best regards

    Pablo

    ResponderEliminar
  8. Hi Pablo and thank you for your reply :)

    I managed to get in touch with Richard by email (he seems to be a very nice guy) and it turns out that his Moog IIIP was previously owned by Paul McCartney. He bought it in London, back in (early?)1976. Anyway, the oscillators in the IIIP were so unstable (they drifted all over the place) that he sold it a couple of years later and bought a Moog system 55 + a Moog 15 (he began using this setup in 1978). Then in 1979-80 he added an E-mu modular (one large main cabinet) to his synth rig.

    I did know that both George Harrison and George Martin owned a Moog system but not that McCartney had one. One learns something new every day.

    To conclude, I think we can safely say that Pinhas IIIP was not the same synth as used on the Beatles' Abbey Road album.

    Regards,
    Mikael

    ResponderEliminar
  9. Hi Mikael

    Thanks a lot for your interest on this issue. I should contact Pinhas when I wrote my review, but back then I thought that would be a very occupied person and would never answer my question, as often happens with other artists.

    I agree. The Pinhas 3P wasn't used by The Beatles. I will fix and erase those parts of my review related to The Beatles, George Harrison and the Abbey Road album. Probably McCartney didn't know what to do with the 3P. I have checked all the credit lists of his albums with Wings from 1971 to 1976 and I haven't found any mention to the Moog 3P.

    The other part related to the Moog 55 and Moog 15 in 1978 and then the E-mu modular in the East West album is known, more or less, thanks to some interviews.

    Anyway, thanks again for your patience and interest.

    Best regards

    ResponderEliminar