jueves, 21 de julio de 2011

Synergy. El sabiondo electrónico (IV).

Larry Fast, el hombre de los mil proyectos
 
Larry Fast con el logo de Synergy al fondo durante su actuación en la décima edición del NEARfest en 2008
Larry Fast durante su actuación como Synergy en el NEARfest de 2008.
Si la década de los 70 y la primera mitad de los 80 se habían demostrado años de frenética actividad para Larry Fast, desde la segunda parte de la misma y hasta la actualidad se iba a revelar como un período igualmente activo.

La implicación de Larry Fast durante 1985 en la grabación del álbum Secret Dreams And Forbidden Fire de Bonnie Tyler, como productor asociado de Jim Steinman se revelaría, por limitarse únicamente a este disco, bastante menos fructífera de lo esperado, si bien esa privilegiada posición le abriría al músico las puertas de otros trabajos y colaboraciones en el seno de la industria discográfica.

Precisamente en 1985 Marty Scott, el presidente del sello Passport y amigo de Larry Fast le comentó la idea, que llevaba un tiempo madurando, de crear un sello discográfico especializado en música electrónica aprovechando el auge comercial de la 'new age music' en Norteamérica. La estructura prácticamente ya estaba en marcha, dado que sería una compañía subsidiaria de Jem/Passport Records, pero todavía no tenía un nombre ni un logotipo ni una dirección musical definida para diferenciarse de otros sellos. La posibilidad de dar rienda suelta a su pasión por la música electrónica y su difusión, convencieron a Fast de embarcarse en este proyecto en el que le ofrecieron el cargo de director de A&R, además aportaría el nombre comercial, Audion Recording Company, y las ideas para el diseño de su logo basado en una válvula o tubo de vacío ('audion tube').

Las premisas con las que nacía el sello en 1986, en plena vorágine de la música 'new age' en Estados Unidos, eran claras. La discográfica publicaría la mejor música electrónica, tanto fuera 'new age' como si no, basándose en unos altos estándares de calidad. Su interés no radicaba en vender miles de discos en un período corto, como solía ser habitual en el pop y rock, sino en tener presencia en el mercado durante un prolongado espacio de tiempo a través de las tiendas de discos, desestimando en primera instancia la venta por correo o en tiendas no especializadas, como había sucedido con los primeros sellos independientes que comercializaron este tipo de música a comienzos de la década de los 80. 

Después de un año catártico como había sido 1985 en la carrera musical de Larry Fast, con su alejamiento definitivo de la órbita de Peter Gabriel, su papel en las producciones de Jim Steinman y la preparación del sello Audion, 1986 significaría el año del regreso de Fast a su proyecto Synergy, después de un lapso de cuatro años. 

viernes, 8 de julio de 2011

Richard Pinhas. Chronolyse

Portada del álbum de Richard Pinhas Chronolyse obra de Patrick Jelin
Chronolyse (1976/78), de Richard Pinhas.
A comienzos de 1976, en el momento de comenzar a grabar su primer álbum en solitario, el joven músico parisino Richard Pinhas de apenas 25 años de edad, ya era una figura clave de la emergente escena de la música electrónica y el rock experimental francés con un importante bagaje a sus espaldas.

Tras una adolescencia marcada por su devoción por Jimi Hendrix, que le condujo inexorablemente a iniciarse en la práctica de la guitarra eléctrica, la carrera musical de Pinhas se inició en 1968 como miembro fundador y guitarrista de Blues Convention, conjunto influido por el blues británico, en el que participaría junto al cantante Klaus Blasquiz (más adelante en el grupo Magma), y que abandonarían al unísono ese mismo año para formar el proyecto de rock Stuff, una formación que se disolvería en 1969 al cabo de unos pocos meses de andadura.

En 1972, mientras estudiaba filosofía en la Sorbona, Pinhas funda el grupo Schizo, que publicaría dos singles; el primero "Schizo and the Little Girl" dentro del rock psicodélico estaba autoproducido, mientras que el segundo de ellos, "Le Voyageur", era un recitado de textos de Nietzsche realizado por uno de sus profesores en la universidad, el célebre filósofo postestructuralista Gilles Deleuze, que inspiraría al joven músico con su concepto del esquizoanálisis y marcaría profundamente gran parte de su obra. Este single sería editado bajo el sello independiente Disjuncta, fundado ese mismo año por Pinhas junto a Alain Renaud, guitarrista del grupo Triangle, ante la ineptitud de las compañías discográficas francesas, incapaces de comprender su propuesta musical en el contexto de su época.

Disjuncta, que pasa por ser el primer sello independiente surgido en Francia, sería el responsable de lanzar algunos proyectos discográficos dentro del sonido Zeuhl como el del grupo Zao, también el 'free-jazz' de los alemanes Exmagma, además del primer trabajo en solitario de Renaud, pero sobre todo será el artífice de poner en el mapa de la música francesa a Heldon, el siguiente proyecto musical surgido de la mente de Richard Pinhas y creado en 1973.

Al año siguiente, Pinhas obtiene el doctorado en filosofía con una tesis sobre la relación entre el inconsciente y la ciencia ficción. Llevaba ya unos meses dando clases en la facultad de filosofía cuando decide dejarlo todo para volcarse en su nuevo proyecto musical. La casualidad en estos casos no existe, y el músico toma prestado el nombre de la tierra mítica de Heldon que aparece en la novela de ciencia ficción The Iron Dream (El sueño de hierro, 1972), del escritor estadounidense Norman Spinrad. La filosofía y la relación de Pinhas con el género literario de la ficción científica será inherente a toda su trayectoria.