martes, 31 de mayo de 2011

French Connections. From Discothèque to Discovery

French Connections. From Discothèque to Discovery, la obra del periodista Martin James que cubre la historia del house francés conocido como French Touch
French Connections de Martin James, la 
obra que retrata la escena del 'French Touch'
La historia de la música electrónica siempre ha sido muy diversa, con múltiples estilos y corrientes, y por ese mismo motivo su evolución suele ser diferente dependiendo de quién la cuente, desde qué perspectiva la enfoque y cómo lo haga.

Hay quienes han defendido, a través de algunas obras, un punto de vista exclusivamente academicista, en el que se han obviado todas las manifestaciones populares que ha dado el sonido electrónico, y se han centrado en el mundo de los centros de investigación, las universidades y los compositores con una orientación musical más científica. Los hay también que han hecho justo lo contrario y sólo han tenido en cuenta la vertiente popular desdeñando los avances tecnológicos y el papel clave de muchos pioneros seleccionando de un modo arbitrario a determinados artistas de algunas corrientes concretas.

Otros sin embargo, guiados por una visión integradora han intentado desarrollar cronologías en las que coexistieran todo tipo de evoluciones, desde el theremin a las tendencias más recientes de la música dance, pasando por la 'musique concrète' o el hip-hop, generando a menudo mayor confusión en los lectores o en el mejor de los casos aportando una cierta superficialidad al conjunto por intentar abarcar demasiado.

Ciertamente conocer en profundidad todos los campos de la creación sonora que se atribuyen para sí la denominación de 'música electrónica' es imposible, y suele ser bastante más gratificante la lectura de esas pequeñas historias que forman parte de la globalidad. Es por este motivo, que una obra como French Connections. From Discothèque to Discovery (Sanctuary, 2003), firmada por el periodista musical Martin James, se erige como la crónica más precisa y completa sobre el sonido 'house' francés de los años 90, conocido como 'French Touch'.

lunes, 23 de mayo de 2011

Synergy. El sabiondo electrónico (II).

Entre el rock y la música electrónica

Imagen de la portada del álbum Sequencer de Synergy, Larry Fast, en la edición británica
La carrera musical de Larry Fast se enciende a principios de los 70.
Una vez terminado el bachillerato, Larry Fast encaminó sus pasos hacia el Lafayette College en Easton (Pennsylvania), para estudiar Historia. Una vez allí, se matriculó también en cursos de arquitectura, ingeniería, composición musical del siglo XX e ingeniería informática. Si bien Larry obtuvo en dicho centro su titulación en Historia, su aprendizaje adicional en materias técnico-musicales le fue a todas luces más provechoso. 

En el Lafayette College, Fast se reencontraría con el mundo de la música de tradición clásica pero en esta ocasión no desde la óptica de la interpretación, sino desde la perspectiva de la teoría, la armonía y la orquestación. Su gran conocimiento de las aplicaciones electrónicas enfocadas al campo musical había llegado a tal extremo que, aún siendo estudiante, le ofrecieron impartir una parte de las clases sobre composición del siglo XX dado que los profesores titulares de la asignatura no sabían demasiado sobre sintetizadores o música electrónica. En este orden de cosas, uno de los proyectos musicales desarrollados en esa clase, sería incorporado años más tarde en el tema "Legacy" de su álbum Electronic Realizations For Rock Orchestra (1975).

Poco antes de entrar a estudiar en la universidad, en mayo de 1968, Larry Fast consiguió un puesto en Jax International, una compañía japonesa en la que llegaría a ocupar el cargo de director de tecnología, y que era fabricante y al mismo tiempo exportadora/importadora de equipos de electrónica de consumo. Este empleo le reportó a Fast todavía mayores conocimientos sobre electrónica, acceso a diverso equipo de audio y además le proporcionó los suficientes ingresos como para empezar a comprar sus primeros dispositivos electrónicos de Moog. Con toda esta experiencia, Fast pretendía perfeccionar unos conocimientos técnicos que a su vez le permitiesen mejorar los pequeños sintetizadores y demás aparatos que diseñaba y construía en su tiempo libre.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Space Art. Space Art

La portada del álbum homónimo de Space Art creada por el artista Jean Auguste Ringard
La ensoñadora portada realizada por 
Jean Auguste Ringard para el álbum 
homónimo del dúo francés Space Art.
Bien entrada la década de los 70, los franceses podían alardear de tener una historia de la música electrónica rica en todos los planos. Los avances tecnológicos acaecidos antes de la Segunda Guerra Mundial vieron el nacimiento del ondes Martenot y las invenciones de Givelet y Coupleux, entre otras. Tras la guerra se pusieron en práctica los nuevos conceptos estéticos teorizados en la 'musique concrète' por parte de Pierre Schaeffer, desarrollada por éste, Pierre Henry y decenas de compositores más desde los años 50. Asimismo contaban en su haber con dos de los centros más importantes de investigación musical de vanguardia a nivel mundial, el GRM y el IRCAM (inaugurado en 1977).

A pesar de estas importantes contribuciones a la historia del sonido electrónico, en la segunda mitad de los 70 todavía no se había producido una pieza musical electrónica concebida desde la misma Francia que arraigara entre el gran público, que permanecía totalmente ajeno a todo lo que se estaba fraguando musicalmente alrededor del sintetizador en aquel país. A diferencia de lo sucedido en la vecina Alemania con la 'Kosmische Musik', no existía una escena de música electrónica francesa como movimiento artístico autóctono más o menos cohesionado. El epicentro musical era París y por aquel entonces no parecía probable que de los primeros experimentos electrónicos 'underground' del grupo Heldon y Richard Pinhas, o de los algo más 'mainstream' de Richard Vimal o Zanov, pudiera surgir alguna composición que conectara con un público mayoritario.

Sin embargo, inesperadamente, a lo largo de 1977 los 'hit parades' de varios países europeos se verían sacudidos por tres singles basados en la música electrónica procedentes de Francia. Los tres nombres que estaban destruyendo tópicos eran el grupo de música disco electrónica Space con su hit "Magic Fly", el joven compositor Jean Michel Jarre con su single "Oxygène IV", y por último y circunscribiéndose sobre todo a Francia, un dúo de músicos de sesión que se hacían llamar Space Art, con su éxito "Onyx". 

viernes, 6 de mayo de 2011

Synergy. El sabiondo electrónico (I).

Larry Fast en la contraportada del álbum Metropolitan Suite (1987), con una esfera de plasma
Larry Fast retratado en la contraportada de su álbum de 1987
Metropolitan Suite con una lámpara de plasma
Con esta entrada da inicio una serie de cuatro entregas que irá apareciendo durante las próximas semanas, dedicada a la figura de Larry "Synergy" Fast. Esta biografía ya se publicó en la primera versión de Audionautas a finales de 2001 y se fue completando con nuevos datos y fotografías hasta septiembre de 2003. En esta ocasión se trata de una versión revisada y en la medida de lo posible actualizada.

________________________


Conocido por los seguidores de la música electrónica más sinfónica con el nombre artístico de Synergy, Larry Fast fue uno de los principales impulsores de la música electrónica en Norteamérica durante la década de los años 70 y parte de los 80. A su carrera musical en solitario también se suma su papel como cotizado sintesista de sesión, productor, ingeniero o programador, para artistas como Peter Gabriel, Nektar, Foreigner o Tony Levin, entre muchos otros, así como su implicación en el desarrollo de diverso equipo electrónico, que le han procurado una gran reputación dentro del mundo de la tecnología con aplicaciones musicales y el respeto de los pioneros en el campo de la investigación sonora.


Entre la música y la tecnología

L
awrence Roger Fast nació el 10 de diciembre de 1951 en Newark (condado de Essex), principal urbe del estado de Nueva Jersey, aunque vivió su infancia y adolescencia en la pequeña ciudad de Livingston (Essex), en el seno de una familia de clase acomodada. Larry Fast se crió en un ambiente marcadamente musical, dado que su madre era una violinista aficionada y su padre, abogado, había participado como trompetista en diversas bandas de marcha durante su etapa estudiantil. Asimismo en casa de los Fast se podía encontrar gran cantidad de discos de música clásica, ópera o musicales de Broadway, que eran parte de la banda sonora diaria en el discurrir de la vida familiar.

Aún sin tener claras inclinaciones hacia la música, siendo niño Larry fue llevado por sus padres junto a sus dos hermanos al programa de televisión Young People's Concerts en el que el célebre compositor y director de orquesta Leonard Bernstein ofrecía didácticos conciertos para niños. La afición de los Fast por la música, no obstante, se remontaba a una generación más atrás, ya que los abuelos de Larry por parte de su padre eran grandes entusiastas de la ópera, llevándole en diversas ocasiones al Metropolitan Opera House de Nueva York a presenciar todo tipo de conciertos, óperas y festivales. Por otro lado, su abuelo materno era ingeniero eléctrico y mecánico y participaba por aquel entonces en el programa nuclear estadounidense. La conjunción de ambos mundos, el de la música y el de la tecnología, marcarían la futura personalidad musical de Larry Fast.