miércoles, 29 de septiembre de 2010

How To Wreck A Nice Beach. Dave Tompkins

How To Wreck a Nice Beach, vocoder
La historia del legado del vocoder en la cultura
popular del siglo XX
Aunque muchos puedan pensar lo contrario, todavía quedan muchos temas por explorar en profundidad en la extensa bibliografía existente sobre la historia de la música electrónica. Uno de esos temas pudiera ser la historia de la música electrónica en el cine. Otro sería sin duda el desarrollo de la música electrónica en el bloque comunista durante la Guerra Fría, y por último (a sabiendas de que me dejo más temas en el tintero), pudiera estar el de la historia del vocoder, sobre el que gira How To Wreck A Nice Beach (The Vocoder From World War II To Hip Hop - The Machine Speaks, Stop Smiling Books, 2010), obra escrita por el periodista musical estadounidense Dave Tompkins

Primero de todo, cabe aclarar que el  extraño significado del título "Cómo destruir una bonita playa", se origina a partir de una interpretación errónea de la frase renderizada de vocoder "how to recognize speech” (cómo reconocer el lenguaje). Por su parte, el subtítulo es lo suficientemente aclaratorio de las intenciones del autor. Aquí no nos vamos a encontrar con un listado de los diferentes modelos comerciales de vocoder que se han fabricado desde su invención hasta nuestros días, ni la relación de sus características técnicas, ni los testimonios de primera mano de los ingenieros que los diseñaron.

En How To Wreck A Nice Beach asistimos a la dualidad que ha representado la historia del vocoder. Por un lado su utilización por la inteligencia militar como una máquina de encriptación de comunicaciones de alto secreto desde la Segunda Guerra Mundial en adelante, y por otro su adopción por el mundo de la cultura popular y el entretenimiento desde los años 70 hasta nuestros días.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Louis & Bebe Barron. Forbidden Planet O.S.T.

Forbidden Planet, Planeta Prohibido, banda sonora, ost
La banda sonora incompleta editada en CD
Cuando los estudios Metro-Goldwyn-Mayer le propusieron al matrimonio Barron la creación de la banda sonora de una película de ciencia ficción inspirada en la obra de William Shakespeare La Tempestad, tanto los productores como los propios músicos sabían que no se iba a tratar de una película de ciencia ficción más. Forbidden Planet (Planeta Prohibido), que así se llamaba el proyecto, no se preveía que fuera el típico film fantástico de serie B que tanto abundó durante los años 50 en Hollywood.

El propio presidente de MGM, Dore Schary, contactó con el joven matrimonio de músicos Louis y Bebe Barron, que formaban un dúo creativo dedicado a la experimentación electrónica desde que en su boda en 1948, un amigo les regalara un magnetófono. La formación académica de ambos como músicos, la afición previa de Louis por la electrónica y las posibilidades del grabador hicieron que la pareja se volcase en experimentar con él. Establecieron en Nueva York su propio estudio de música electrónica (probablemente el primer home studio de la historia), y allí se codearon con la vanguardia artística de entonces. Por su laboratorio pasaron compositores como John Cage, David Tudor o Morton Feldman entre otros representantes de la llamada New York School. Antes de Forbidden Planet crearon las bandas sonoras electrónicas de dos cortometrajes de Ian Hugo -marido de la escritora Anaïs Nin-, como eran Bells Of Atlantis (1952), y Jazz Of Lights (1954).

martes, 21 de septiembre de 2010

Oskar Sala. Cien años de un pionero de la música electrónica

Oskar Sala con su mixturtrautonium en su estudio de Berlín
Oskar Sala con su mixturtrautonium digital en su estudio berlinés en 1992
Durante este año se celebra el centenario del nacimiento del genial inventor y músico alemán Oskar Sala, nacido en la localidad de Greiz, Turingia, el 18 de julio de 1910 y fallecido en Berlín el 26 de febrero de 2002. 

Sala fue el mayor impulsor del trautonium, uno de los primeros y más singulares instrumentos electrónicos de la historia. A pesar de su extensa obra como compositor especialmente para cine documental, publicitario y televisión, la fama de Sala alcanzó su cenit cuando en 1962 se encargó de recrear con el mixturtrautonium (una evolución del instrumento original), los graznidos y aleteos de los pájaros en la película de Alfred Hitchcock The Birds.

Durante todo el año 2010 se han venido sucediendo diferentes eventos en Alemania para homenajear la figura del artista, tales como conciertos con trautoniums restaurados y nuevas versiones creadas por otros músicos, exposiciones, simposios, proyecciones del documental Oskar Sala. Die Vergangene Zukunft Des Klanges (Oskar Sala - El Antiguo Futuro del Sonido), e incluso en su localidad natal se ha inaugurado una calle que lleva su nombre.

martes, 14 de septiembre de 2010

Audionautas, siete años después

Audionautas, música electrónica, Don Buchla
La foto que ilustró la home de la primera versión de Audionautas. 
No, no es Jean Michel Jarre, sino el ingeniero Donald Buchla



Hace ahora siete años, en septiembre de 2003 y tras dos años de dedicación, hice la última actualización de la web Audionautas. Fue un viaje corto pero intenso, en el que intenté aportar algo de luz al panorama de las músicas electrónicas desde una óptica bastante amplia y tratando de contribuir con un concepto original. El proyecto evolucionó desde una pasión controlada a un trabajo frenético al que muy a mi pesar tuve que ponerle el punto y final, dado que no disponía del tiempo material para dedicarle todo mi empeño.

Fue un proyecto del que me quedaron muy gratos recuerdos, en especial, el apoyo que recibí de varios colaboradores y el contacto que tuve con algunos músicos.
Me consta, por correos y comentarios recibidos estos últimos años, que Audionautas fue y ha sido como un faro para algunos náufragos a la deriva en las agitadas aguas de la música electrónica y ya sólo por eso valió la pena el esfuerzo.

Muchos os preguntaréis ¿por qué volver a la carga siete años después? Cuando dejé Audionautas pensé que el trabajo ya estaba hecho, que la semilla ya estaba plantada, y que alguien cogería el testigo. Durante este tiempo ha cambiado el panorama de la música electrónica en internet. Hoy en día todo artista que se precie tiene su web oficial, hay muchas y excelentes páginas que nos hablan de las últimas novedades discográficas y los vídeos sobre nuevos instrumentos están a la orden del día, pero nadie o muy pocos se entretienen en volver la vista atrás, en hacer arqueología con la música electrónica, en fijarse en aspectos curiosos del pasado, en comentar un disco con cuarenta o cincuenta años de historia a sus espaldas, en escribir sobre un instrumento electrónico olvidado y su creador o en hablar sobre la bibliografía existente sobre un determinado artista. Tampoco se trata de negar el presente, pero escribir sobre música electrónica hoy se puede hacer sin reducir el pasado a una mera anécdota, algo que a mi entender se hace con demasiada frecuencia.

Esa es la filosofía que hay detrás de esta nueva etapa de Audionautas. Pretendo
aprovechar todo lo bueno que dio de sí la web original, pero enfocándolo desde una perspectiva distinta y aportando nuevos contenidos. Audionautas tendrá ahora una visión más histórica, intentando hablar de aquellos personajes olvidados que no tienen sitio en ninguna web y apenas unas breves líneas, casi a modo de epitafio en Wikipedia. Obviaré todo el contenido desfasado de la primera web para centrarme en contar pequeñas historias, anécdotas a veces, así como biografías curiosas sobre músicos, inventores e ingenieros, algunas críticas sobre álbumes, algunas citas y también comentarios sobre libros de historia de la música electrónica y documentales, de los que soy un enfermizo devorador y apasionado coleccionista. Dentro de lo posible intentaré ilustrarlo todo del modo más ameno apoyado por los elementos multimedia a mi disposición. Ése es el objetivo con el que nace la nueva Audionautas, con el de divulgar y el de aportar algo distinto al panorama de los blogs sobre el sonido electrónico que existen actualmente.

Audionautas pretende ser un proyecto abierto en constante evolución, al que se le irán añadiendo nuevos contenidos y servicios.

Por último sólo quiero enviar un cariñoso saludo a todos aquellos amigos que me apoyaron en la anterior etapa y que espero que lo hagan también en esta nueva travesía.

Pablo/Audionaut